VARIAS DE ARENA POR UNA DE CAL

Rafael Morales D.

  • “Limpia” en la SEP estatal
  • Un acto de justicia
  • Otro revés a la FGE

La semana pasada, hubo algunos acontecimientos que llamaron la atención de la opinión pública: Primero, la sorpresiva renuncia de la secretaria de Educación Pública del estado, Margarete Moeller Porraz, después que el gobernador Antonio Echevarría García anunció que habría nuevo titular en Recursos Humanos de esta dependencia debido al reclamo de pago de un grupo de maestros interinos estatales, luego de cinco meses de trabajo sin recibirlo, supuestamente porque se traspapeló la documentación, asumiendo el compromiso de que 112 de los 150 maestros en esta condición recibirán su pago con retroactivo en esta quincena y los 38 restantes en la próxima.

Tras la renuncia de la Secretaria de Educación Pública del estado fueron despedidos diversos funcionarios, entre ellos los titulares de los departamentos de Educación Física, Programación y Presupuesto, Acción Cívica, Dirección de Evaluación y el Secretario Particular.

Luego de la renuncia de Margarete Moeller Porraz fue nombrado como secretario de Educación en Nayarit Arturo Javier Robles González, quien a su vez tomó protesta al nuevo jefe del Departamento de Recursos Humanos, Luis Felipe Pacab García, y a Víctor Manuel Ramírez Partida, como jefe del Departamento de Educación Física. Al asumir el cargo, el nuevo titular de la SEP estatal se comprometió a pagar a los maestros de manera puntual y que no existan retrasos de ningún tipo, pero también deberá atender la solicitud de los trabajadores de la educación para que sean retiradas las plazas y horas que fueron otorgadas ilegalmente por la ex Secretaria, brincándose los derechos de los empleados de esta dependencia estatal. En este sentido, la última palabra la tienen los Montenegro, quienes aún controlan al sector educativo del estado. Habrá que esperar la actuación del nuevo Secretario de Educación para saber si los cambios en esta Secretaría responden a las necesidades de este sector y no son solo una simulación…

Sin duda, la noticia más importante de la semana pasada fue el anuncio del Gobernador de que duplicará el sueldo a poco mas de mil 100 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSPE), quienes actualmente ganan 6 mil pesos mensuales y a partir de la segunda quincena de mayo ganarán casi 15 mil pesos mensuales, lo que constituye un acto de justicia para los policías estatales, pues arriesgan su vida en la lucha contra la delincuencia. Sin embargo, si esta medida tiene como propósito motivar a los elementos de esta corporación en el combate al narcotráfico, debe ser acompañada de más capacitación, así como de una limpia en las corporaciones policíacas encargadas de la seguridad de los nayaritas. Además, esta medida debe aplicarse también a los elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes desempeñan una importante labor en la procuración de justicia, y así como el Gobierno del Estado realizó un reajuste administrativo para aumentarle el sueldo a los elementos de la SSPE, debe de hacerlo para favorecer a los elementos de la FGE…

Finalmente, la Fiscalía General del Estado recibió otro revés en torno a la denuncia en contra del ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda por presunto enriquecimiento ilícito, uso indebido de funciones y desvío de recursos, pues la justicia federal otorgó un amparo que declara la suspensión definitiva para no ser vinculado a proceso ni judicializadas las carpetas de investigación, así como la negativa de obtener medidas cautelares o aseguramientos en contra del ex mandatario. Según el abogado Juan Carlos Soto, quien lleva el caso del ex gobernador, la razón por la que el juez federal concedió la suspensión fue porque la Fiscalía de Nayarit le ha ocultado a su cliente las investigaciones y no le permite defenderse, a pesar de que su intención es aclarar cualquier imputación que se haya hecho en su contra.

Al respecto, la FGE emitió un comunicado en el que, entre otras cosas, precisa que: “La determinación del Juzgado Quinto de Distrito en Materia de Amparo no implica la paralización de la facultad que tiene esta Fiscalía de continuar la investigación que se realiza y la consecuente integración de los elementos de prueba necesarios a la carpeta que permitan determinar si el ex gobernador es responsable o participó en los delitos que se le señalan”, y “la Fiscalía General del Estado de Nayarit mantiene firme la obligación constitucional de investigar y perseguir los delitos y asume el compromiso público de la búsqueda de la verdad y de resarcir el daño ocasionado, transparentando el procedimiento por ser de interés público, cumpliendo en todo momento las directrices constitucionales del Sistema Nacional Anticorrupción, velando porque se sancionen todos los actos de servidores públicos y partícipes que atenten en contra del patrimonio de los ciudadanos”.

En resumidas cuentas, no dan una en la FGE.