Periodico Express de Nayarit
Inicio

- Duele la desgracia en Xalisco
- Círculo vicioso
- Numerosas muestras de solidaridad
- A ver hacia adelante con ganas de mejorar

2013 / 07 / 08

ASÍ COMO EL AGUA QUITA EL JABÓN, UNA TROMBA DESNUDA y nos lleva a la realidad social que vivimos, no sólo en el caso de los habitantes de Xalisco, apostados en las márgenes del antiguo arroyo de El Indio, sino en muchos otros arroyos o ríos, zanjones o cañadas, y en las actitudes tomadas por los habitantes, pero principalmente por quienes han gobernado en esos tiempos de haber aplicado la Ley, o la normatividad para que se edifiquen chozas, negocios o se levanten bardas. La desgracia que están viviendo muchas personas en Xalisco duele; sí, pero duele más el preguntarnos si se pudieron haber evitado, y quién o quiénes fueron o son responsables. Caer en esa polémica es pérdida de tiempo, y más cuando hay cientos de habitantes que quieren una botellita de agua, alimentos, ropa, lácteos, medicinas. A esos, aunque tengan responsabilidad o no, hay que ayudarlos y no dejarlos solos, menos en este tiempo que de verdad lo requieren.

APLICAR EL BORRÓN Y CUENTA NUEVA, Y COMENZAR A DARLE SEGURIDAD AL COLONO, es un programa político social que los gobernantes no se animan a aplicar por lo costoso tanto en recursos económicos, humanos y de tiempo. Son de esos tipos de conflictos que no dan votos, porque dejarlos que se asienten en caminitos de agua eso sí ha dado sufragios y por eso quienes en ese tiempo han estado al frente del gobierno, han permitido que irregulares asentamientos crezcan como el lirio en el Mololoa. Muchos casos de estos existen en Tepic y en todas las cabeceras municipales o ranchos de la geografía nayarita, y con el conque de la necesidad de vivienda cada quien agarra su pedacito de tierra y cuando lleguen los problemas, deberá el gobierno ser responsable, tanto por dejarlos asentarse o por no proporcionarles sitio seguro. Círculo vicioso nacional. A ver quién lo rompe.

DESTACADA LA SOLIDARIDAD DE LA GENTE Y DEL GOBIERNO, como debió haber sido y debe ser. No hubo descanso alguno para apoyar a la gente afectada por la tromba. Habitantes de muchas colonias de Xalisco sintieron el respaldo no sólo del gobierno, sino de la población no afectada que solidariamente y benévola como es, estuvieron atentos a sus necesidades. Hombro con hombro, ayudaron a sus vecinos. A brazo partido estuvieron con sus allegados para sacar la tierra y los muebles o trastes que no sirvieron después de que el lodazal cruzó por la puerta principal y salió por la del corral. Destacable, como siempre, que un nayarita no puede ver en desgracia a su hermano, porque hace a un lado sus diferencias para echarle la mano.

CUANTIFICAR DAÑOS, REPARAR CASAS, CALLES Y ORDENAMIENTO URBANO ES LO QUE SIGUE, porque este caso de Xalisco y su Tromba, debe servir para ver hacia adelante pero con ganas de mejorar. Y como dijo Tapia Miranda, de Protección Civil: “Con la naturaleza no hay que hacer confianza, esta es una tromba que el día de hoy afecta gran parte de las colonias de Xalisco, Nayarit; bajó el agua de la parte alta de las areneras, arrastró todo por el canal El Indio hacia la parte baja y provocó graves daños a las viviendas de esta zona, nosotros inmediatamente recibimos el llamado y con gusto venimos apoyar a las personas damnificadas”. Pero no bastará con buenas intenciones para resolver este tipo de problemática, sino concretar proyectos. Y ojalá que protejan más a la población, y que aunque se emberrinchen o en nombre de la democracia o del cúmulo de votos, ya no los dejen instalarse en peligrosos sitios porque al final de cuentas sale más barato que luego gastar en otro tipo de emergencias, que pudieron haberse prevenido, si quisieran.

Ante la magnitud del desastre, predomina la buena voluntad de los nayaritas… QUE ME SIGA LA TAMBORA.