SON OTROS TIEMPOS

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

SON OTROS TIEMPOS
Es notable que quienes más reniegan del llamado gobierno del cambio, es decir, del gobierno que encabeza Antonio Echevarría García, son los que trabajan para él.

Cualquiera que revise lo que se publica en las redes sociales, donde hay jueces implacables dispuestos a condenar lo que consideran como un mal desempeño, se puede dar cuenta que la burocracia y el magistrado del sistema educativo estatal, son los que critican fuertemente al gobernante.

Sin embargo, a Echevarría García parece importarle poco lo que sucede, y siguen con su plan de devolver los que considera como ataques en su contra. Lamentablemente, con esta actitud deja constancia de tener pocas tablas para el arte de hacer política, pero al mismo tiempo revela su costumbre, como empresario que es, de ser un patrón.

Seguramente piensa que al final de cuentas a él no le harán nada, para al terminar su periodo de 4 años, al que ya le falta menos de la mitad, irse tranquilamente a seguir con sus empresas.

Pero la magia del poder no acostumbra soltar tan fácilmente a sus presas, por lo que también puede ocurrir que busque perpetuarse en el mando, aunque sea por medio de otras personas. No importa que sea con la alianza de otros partidos, pues por lo que se ve, los que ahora se dicen sus aliados son los que más en riesgo están de salir raspados por la actuación del mismo mandatario.

Muchas cosas se verán que sin duda harán importantes aportaciones al cambio, sí, pero al cambio de camisetas y de actores, aunque con el mismo mando, y no el cambio que todos los nayaritas estaban esperando.

Secreto a voces: Dicen que la inconformidad de la burocracia exenta a los funcionarios de primer nivel y a uno que otro empleado ramplón.