SIN DENUNCIA NO SE VALE

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas


A la nueva manifestación de los grupos feministas se le ha denominado los “Tendederos de la vergüenza”, y consiste en denunciar por medio de pancartas a quienes supuestamente han acosado a mujeres.

Los Tendederos se instalaron principalmente en algunas instituciones educativas, y en las pancartas aparecen los nombres de quienes están siendo señalados como acosadores.

Es una medida que puede arrojar buenos resultados en cuanto a la inhibición del acoso se refiere; sin embargo, se antoja necesario que por cada caso se presenten las denuncias correspondientes, para que ya con pruebas las autoridades competentes puedan actuar.

De otra manera esta manifestación perdería seriedad y, por lo contrario, podría servir como un instrumento de intimidación que dejaría en algunos casos heridas abiertas, y en otros la toma de decisiones injustas.

YA ERA HORA
Integrantes de la Asociación Mexicana de Órganos de Control y Vigilancia en Instituciones de Educación Superior, llegaron a la Universidad Autónoma de Nayarit para hacerse cargo de la revisión de la nómina, para de este modo darse cuenta si ahí hay un montón de “aviadores”, como muchas veces se ha denunciado, o solamente se trata de un mito.

Ya era hora que esto pasara, pues a todos los nayaritas que con sus impuestos pagan el funcionamiento de la Universidad pública, les interesa saber si hay quien o quienes se están pasando de listos al cobrar sin trabajar.

Es importante, pero lo es más que no vaya a ser un ejercicio más de simulación, como los que ya se hicieron mientras hay universitarios que inflan en demasía sus cuentas bancarias y hasta costosas mansiones construyen.

SE LA VAN A RIFAR
Seguidores fieles del presidente Andrés Manuel López Obrador, jugadores compulsivos y uno que otro creyente fiel de que podría ser beneficiado por la suerte, son desde este miércoles los que empezaron a comprar los cachitos que a 500 pesos por cada uno se venderán para la supuesta rifa del avión presidencial.

Se la van a rifar con la ilusión de convertirse en millonarios, sí, pero en millonarios que nunca podrán pasearse en el avión que les están ofreciendo por medio de una muy rara rifa.

SECRETO A VOCES: Dicen que lo ideal es que les den avión a los que sean descubiertos como aviadores.