SE CARGÓ LA NUBE

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

SE CARGÓ LA NUBE
Fue notorio que a las cajas del SIAPA, tanto ubicadas en las instalaciones del mismo organismo como en la Presidencia Municipal, estuvieron llegando en estos días cientos de tepicenses a realizar su pago anual del agua potable… Esto quiere decir que en diciembre se le cargó la nube al sistema que está a cargo de Óscar Medina López, quien seguramente ya se animará a decir por qué hay tantas fallas en el servicio, y no por uno o dos días, sino por semanas completas… En un tiempo se dijo que fue por culpa de los cortes de la Comisión Federal de electricidad, luego que por acciones de los vándalos; pero ahora que ya hubo acuerdos con la CFE y que la Dirección de Seguridad Pública Municipal se comprometió a cuidar muy bien los pozos y los equipos abastecedores del vital líquido, ¿a quién le echarán la culpa?

HABRÁ QUE REVISAR
Ahora que, en opinión de su servilleta, mis bien bañados lectores, es necesario revisar lo correspondiente a los pagos por el agua, para ver si una vez más nada más pagaron los que pagan cada año, o a ellos se sumaron algunos de los cientos de morosos que hay en la capital nayarita… Porque de que hubo un incremento aunque pequeño, lo hubo, y pues el que es moroso, sabemos, no paga ni caro ni barato, y como ya se había dicho antes, no es justo que sean siempre los mismos quienes paguen el pato… Es cierto que sobran los que dicen que esta época del año es de perdón, pero creo que aquí esta noble acción no cabe, porque si se les perdona a los morosos entonces que los del SIAPA, y sobre todo Óscar Medina, que no se quejen por las críticas que les hagan y menos, si son los que pagan porque estarían hablando con justa razón.

A PROPÓSITO DEL PERDÓN
Y que no se tome como las ganas de estar chingando, pero ya basta de ver y escuchar que nuestro país está lleno de corruptos que robaron a los mexicanos miles de millones de pesos, sin que ninguno de ellos sea castigado como se merece… El tema del perdón únicamente complica las cosas, porque si no hay castigos, la invitación a corromperse es tentadora y después no habrá forma de evitar que crezca exponencialmente el número de delincuentes… Que la transformación sea en serio, es lo deseable, es decir, que no se busque justificar a los que se equivocan nomás porque están en el poder, para seguirles echando culpas a los que se fueron, pero sin sancionarlos… Que se ganan los adoradores del gobierno con desquitarse en las redes sociales, o peor aún, con tratar de quedar bien con quien ni en el mundo los hace, si la impunidad seguirá siendo la que impere y abra las puertas a nuevos corruptos… Secreto a voces: Dicen que para lo que no se estudia muchos pueden salir con maestría y hasta con doctorado.