SE BUSCA HOMBRE FEO

Francisco Javier Nieves Aguilar

Burlón, Javier le gritó a Marisela, “¿Ora sí ya te casaste?”… Ella se dio la media vuelta y empezaron a conversar, pero los argumentos de esta diligente mujer de 37 años fueron contundentes.

Le dijo: “No, no me he casado”… “¿Por qué -insistió Javier-, acaso eres muy exigente”. “Tal vez sí, señaló Marisela. Luego se soltó:
“Busco un hombre feo, muy maduro y formal; culto, inteligente y altamente preparado, seguro de sí mismo, con decisiones firmes, con objetivos y metas claras en su vida…

Que sepa enfrentar y solucionar problemas. Emprendedor, de mentalidad triunfadora, honrado, muy trabajador y con ambiciones. Un hombre auténtico, sin complejos, valiente, audaz y con iniciativa propia…

Que me sepa tratar con educación y respeto, con valores y principios morales. Que crea en el amor y la fidelidad, que sepa escuchar y comprender a su mujer…

Un hombre conversador, interesante y profundo, que le guste divertirse sanamente, que no le guste gritar, ni pelear, ni ofender, ni mentir; tradicional, con el ideal de ser buen esposo y padre…
Que quiera vivir intensamente en busca de la paz y de la felicidad. Un hombre que no le tenga miedo a la vida…

Esa fue la respuesta firme, categórica y contundente. Así que si no cumples con los requisitos, si eres un hombre guapo y buena onda, si te interesa solamente el reventón, andar ligando, agarrar la jarra y echar el rol, no encajas en los gustos de Marisela… y creo que de ninguna otra mujer.

O si te preocupas solo por el físico y material, te invito a reflexionar. Detente a revisar tu equipaje, pregúntate quién eres y qué ofreces.

Aprende a valer por lo que eres y no por lo que tienes y cuando decidas enriquecerte interiormente espero que no sea demasiado tarde, y que la mujer que quieres no haya salido ya en busca de un hombre feo.

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario