Rescatan sano y salvo a francés que se había perdido en El Ceboruco

Jala//Francisco J. Nieves
Una experiencia de contrastes fue la que en días recientes vivió el investigador de nacionalidad francesa Silvan August, cuando realizaba algunas investigaciones sobre la vida silvestre teniendo como referencia al Volcán El Ceboruco.
Y es que, en su afán por continuar investigando un poco más a fondo acerca de la flora y fauna de ese gran coloso que se alza a más de dos mil metros de altura, el citado investigador se perdió tras internarse por una de las tantas brechas que existen en el volcán, bastante similares algunas.

Silvan August pasó de esta manera de una travesía de investigación académica a momentos de angustia, tanto él como su esposa, quien lo había acompañado, pero al incrustarse entre los agrestes caminos y brechas, lo perdió de vista, generándose entonces una situación de zozobra y desesperación.

Al conocer de su extravío, el presidente municipal Carlos Carrillo solicitó de inmediato el apoyo de las direcciones municipales de Seguridad Pública y de Protección Civil, cuyos elementos se abocaron a su búsqueda, más sabiendo que este ciudadano de origen francés no iba preparado ni con alimentos ni con ropa o prendas de abrigo para pasar la noche en el volcán, sobre una considerable altura y bajo un intenso frío.

Después de algunas horas de arduo trabajo, de caminar por aquí, por allá y por más allá, los agentes de Seguridad y los elementos de Protección Civil lograron localizarlo, rescatándolo sano y salvo.

Silvan August y su esposa acudieron personalmente con el Presidente Municipal para expresarle su infinito agradecimiento y reconocimiento por estas acciones que se realizaron para su localización; pero a la vez, el mencionado investigador dijo estar súper encantado con los paisajes, así como con la flora y fauna de este “gigante negro” como se le conoce al volcán El Ceboruco; por lo que su estadía al final terminó como una experiencia más, con feliz desenlace.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *