RENOVARSE O MORIR

Rafael Morales D.

Ante la evidente ineptitud de algunos funcionarios del gobierno municipal de Tepic, el presidente Francisco Castellón Fonseca por fin decidió realizar cambios y enroques en la administración municipal, entre ellos el nombramiento de Clemente Ulloa como director de Servicios Públicos Municipales en sustitución de José Refugio Gutiérrez, quien no tuvo la capacidad de resolver uno de los principales problemas del Ayuntamiento: la recolección de basura.

Asimismo, Jorge Alberto Berecochea García es nombrado Jefe del Gabinete, por lo que se espera que la experiencia de este funcionario contribuya para coordinar los esfuerzos que realizan las diferentes áreas del gobierno municipal para solucionar los graves problemas que agobian a la población de Tepic, como la recolección de basura, el servicio de agua potable, la rehabilitación de calles, entre otros. 

De igual manera, Beatriz Mitre Ayala asume la titularidad de la Oficina de la Presidencia, en donde seguramente su trayectoria política le permitirá ser un enlace eficaz entre el Ayuntamiento y otros órdenes de gobierno para la gestión de obra pública y social para el municipio de Tepic.

A su vez, Nicolás Jacobo González, quien se desempeñaba como titular de la Dirección de Catastro, es el nuevo director del Registro Civil, mientras que Guadalupe Martínez Velázquez, quien ocupaba la titularidad del Registro Civil, es ahora el director de Catastro.

Por otra parte, Castellón Fonseca anunció la aplicación de medidas de austeridad, entre las que destacan la reducción del 20% de su salario y el de los funcionarios municipales, así como el recorte de personal en áreas donde trabajan hasta veinte personas, cuyas funciones podrían realizar solo tres. Estas medidas de austeridad son con el propósito de mejorar los servicios que proporciona el Ayuntamiento y de optimizar los recursos económicos con los que cuenta. Ojalá que también los regidores se solidaricen con estas acciones, pues son muy pocos los que realmente trabajan, y la mayoría no justifican los alas salarios que reciben.

Con respecto a los adeudos a los trabajadores sindicalizados, el Presidente Municipal informó que pagará una parte de la prima vacacional, que es de 10 días de sueldo.

Los cambios siempre son buenos, por lo que se espera que los reacomodos en el gobierno municipal sean benéficos tanto para el Ayuntamiento como para la población en general y que todos los funcionarios realicen su mejor esfuerzo en el ejercicio de sus funciones. Muchas veces solo se requiere sentido común para resolver los problemas de la comuna, como lo han demostrado el trabajar en equipo de algunas dependencias municipales para solucionar de manera integral lo concerniente a la recolección de basura. Desafortunadamente, es el menos común de los sentidos.
La mayoría de la población confía en que los servicios que proporciona el Ayuntamiento de Tepic mejorarán sustancialmente, aunque quedan pendientes algunos cambios de funcionarios, entre ellos el del director del SIAPA, Óscar Medina López, personaje soberbio y prepotente al que sus escasas neuronas solo le permiten proponer un incremento a las tarifas del servicio de agua para solucionar los problemas financieros de este organismo, en vez de tomar medidas drásticas para obligar a los usuarios morosos a ponerse al corriente en sus pagos, la mayoría de los cuales tienen condiciones económicas para hacerlo, pero prefiere cargarles la mano a los usuarios cautivos, quienes a pesar del pésimo servicio, son los que siempre pagan, y hasta por adelantado.