¿QUIÉN NOS CIERRA LA PUERTA DEL PARAÍSO CULTURAL?

La cultura es la forma en que espíritu, carne y civilización se convierten en persona y se reflejan en el espejo que son los demás. (Dietrich Schwanitz/La cultura, todo lo que hay que saber).

¿Te enteraste que el gobernador del estado de Nayarit, Antonio Echevarría García, declaró públicamente que en su administración se va a “garantizar como derecho universal para los nayaritas el acceso a la cultura en cualquiera de sus formas” (https://www.informate.com.mx/index.php/mexico/informacion-general/34-actualidad/334212-festival-letras-en-tepic-duplico-numero-de-asistentes-en-2018.html).

¿Verdad que esta declaración es una puerta abierta al paraíso? Imagina: ¿Cómo sería Nayarit, si todos tuviéramos la posibilidad de acceder a la cultura en cualquiera de sus manifestaciones y expresiones? ¿Cómo sería vivir en un estado en el que las familias salieran por días enteros a seguir el rastro de un aroma típico de nuestra gastronomía, en lugar de unirse para salir a caminar por los senderos de la muerte siguiendo el tufo acre que desprenden los desaparecidos de Nayarit?; ¿Cómo sería caminar por calles limpias, iluminadas, con banquetas amplias y seguras, en las que en lugar de enfermos mentales, indigentes o balaceras, te encontraras con una persona tocando, bailando, haciendo acrobacias, leyendo, practicando algún deporte, viendo una película, saliendo o entrando de sus clases de arte, de gastronomía, de historia, de literatura, de cualquier actividad que se te ocurra disfrutable? ¿Cómo sería vivir en un territorio en el que todas las lenguas originarias de Nayarit, incluido el español y la Lengua de Señas Mexicana, tuvieran el mismo valor? Imagina también el nivel cultural tan alto en escala y tan profundo en humanidad que tendríamos los nayaritas si fuera cotidiano convivir en espacios y actividades culturales que se realizan, promueven y publicitan en todas las lenguas originarias de Nayarit. Imagina, además, cómo sería vivir en un estado en el que las artes tuvieran el respaldo y la legitimación del estado. Por favor, también imagina, que tú podrías ser el público inteligente, sensible y crítico o el artista profesional, creativo y comprometido que nutre la vida cultural de Nayarit. Imagina todo lo que podrías ser y vivir si el gobernador Antonio Echevarría García materializa su declaración en acciones que garanticen nuestro derecho universal de acceder como nayaritas a la cultura en cualquiera de sus manifestaciones y expresiones.

¡Imagina, imagina, imagina, que en lugar de que el Centro de Readaptación Social Venustiano Carranza estuviese hacinado de delincuentes, se desbordara de visitantes porque ahí se aloja uno de los mejores centros culturales del país!

¡Imagina, imagina, imagina, que en lugar de leer “indígenas wixárikas de Nayarit denunciaron la ausencia de consulta a la población originaria en la venta de 100 hectáreas de un área incluida en la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales por la UNESCO y Área Natural Protegida por el gobierno mexicano” (http://www.proceso.com.mx/522642/wixarikas-denuncian-despojo-de-tierras-para-favorecer-complejos-turisticos-en-nayarit ), leyeras que Nayarit se posiciona  como referente de turismo cultural al promover, respetar, cuidar y difundir su patrimonio cultural tangible e intangible, donde, evidentemente, no cabría la venta de “Tatei Haramara” (lugar sagrado de los wixárikas).

Imagina, imagina, imagina… ​

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario