QUE NADIE ESTÉ, NUNCA, POR ENCIMA DE LA LEY: TOÑO


 
–Reconoce gobernador Echevarría avances en el Poder Judicial para recobrar la confianza de los nayaritas
 
Tepic//Redacción
El gobernador Antonio Echevarría García asistió como invitado especial a la presentación del Informe Anual 2018-2019 del presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, Ismael González Parra, en cuyo marco expresó su “absoluta certeza de que este es un nuevo tiempo para Nayarit, uno donde ya las instituciones públicas no están en contra de los ciudadanos”.
 
En presencia del presidente del Poder Legislativo, Leopoldo Domínguez González; magistrados, jueces, diputados, alcaldes y público en general, el mandatario nayarita celebró que las instituciones en Nayarit estén siendo rescatadas, dijo, en su propia dignidad y puestas al servicio de los ciudadanos y sus causas; “que nadie esté nunca por encima de la ley, que haya siempre cero tolerancia a la corrupción y a la impunidad, que el que la haga, la pague”, instó.
 
Reconoció que el Poder Judicial ha transitado con voluntad hacia la consolidación de este nuevo tiempo; la alta responsabilidad de impartir justicia debe ser siempre tarea reservada para mujeres y hombres con probidad y alto compromiso, indicó, e hizo votos “porque la tarea de enfrentar la corrupción nos siga haciendo coincidir y que el esfuerzo por garantizar una impartición de la justicia con absoluta honestidad, siga siendo premisa”.
 
Tras subrayar que apartarse del camino de la honestidad y ejercer el poder para fines personales, tiene siempre consecuencias legales que deben asumirse, Echevarría García indicó que entre las tareas de reconstrucción de Nayarit se incluye el castigo a quienes abusaron del poder, “y en este propósito, el Poder Judicial tiene una gran responsabilidad que cumplir; que los corruptos vayan a la cárcel, porque lo que alienta la corrupción es la impunidad”, enfatizó.
 
Previamente, el Presidente del Tribunal superior de Justicia dio a conocer las actividades realizadas en un año, entre las que se incluyen tareas de beneficio directo para los justiciables, así como la dignificación de los espacios de impartición de justicia y de capacitación para el desempeño profesional con calidad de quienes integran el Poder Judicial.