QUE NADA NOS ESTORBE

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas
Los días en que se suspenden actividades tanto en el sector educativo como en parte del sector laborar, así como la reducción en las actividades turísticas y de recreación, que se entienda, es la oportunidad que nos dan las autoridades para prevenir la propagación del Coronavirus.

Tenemos que aprovecharla porque si bien hay quienes minimizan el problema, señalando que hay otras enfermedades con un mayor número de afectados, no tenemos por qué arriesgarnos a que la situación se revierta.

Es tonto pensar que el gobierno estatal suspenda actividades donde hay concentración masiva de personas, ya sea para distraernos de otros temas o porque simplemente se quiere replicar lo que ha iniciado el gobierno federal, cuando ambos tienen vida gracias a los impuestos que se generan en más fuentes de trabajo.

Algunos hablan de intereses políticos y otros de valemadrismo, con el afán de denostarse, en esa sempiterna lucha por el poder.

Pero nos corresponde a los ciudadanos la parte más importante, que es mandar a uno y a otros al carajo, si es que su lucha es por ese propósito.

Lo que debemos hacer es actuar con humanidad, pensando cada uno de nosotros en el beneficio de los demás, para que nada nos estorbe en nuestra propia lucha por la sobrevivencia.

A nadie le conviene que la suspensión de actividades se prolongue, y por ello, entre más pronto hagamos la parte que a cada cual nos toca, nos estaremos dando la oportunidad de salir adelante.

Es la humilde opinión de su servilleta, mis preventivos lectores, y no la voy a cambiar ni por las críticas que pudieran darse ya sea de uno u otro bando, porque estoy convencido de lo que digo y también soy respetuoso de lo que digan los demás, aunque no coincida con algunos de ellos.

Secreto a voces: Dicen que lo mejor para todos es no ser virulentos.