QUE ME SIGA LA TAMBORA : Todos sumados

Por El Piperagüit

**Todos sumados
**Con unidad, difícilmente pierde
**A veces patina
**Todos se dicen ganadores en San Blas
**Quiere ser Senador
**Falta mucho

EL PRI HACE MUCHOS AÑOS NO HABÍA ENSEÑADO ESE ROSTRO DE NUEVO. Hace muchos años que en este partido los sectores, los grupos, muchos militantes y hasta extraños no se sumaban a un proyecto como en el que en este caso encabeza José Antonio Meade, ya oficialmente registrado como precandidato a Presidente de la República por el Partido Revolucionario Institucional. En su búsqueda de la candidatura y para que el proceso interno parezca más democrático y más legal, de seguro le van a poner a un “sparring” que le abra la puerta para hacer campaña bajo el amparo de diversas actividades internas y dirigidas a los militantes y simpatizantes del PRI.

DE SEGUIR EN ESE TENOR, EL PRI VA A SER UN HUESO DURO DE ROER y ni el Peje les va a poder arrancar el triunfo. El PRI pierde elecciones cuando pierde esa esencia que lo hace diferente, pero más efectivo que los otros partidos. Cuando hay unidad, difícilmente se le gana. El 2018 va a participar con un partido lleno de unidad y entusiasmo al que se suman militantes y simpatizantes que ni se arrimaban al partido, aunado al interés por respaldar al proyecto MID, de muchos panistas y perredistas.

TAMBIÉN EL PEJE ES UN PELIGRO, unos dicen que porque quiere acabar con la corrupción, la impunidad, las injusticias y la inseguridad. Manuel López Obrador sigue siendo el político y aspirante a la Presidencia de la República mejor posicionado pero es considerado un peligro para otros, porque da unos patinones respecto a temas trascendentales. La opinión de AMLO sobre el narcotráfico, los empresarios, la iglesia, el ejército, le vale para que sus acérrimos enemigos lo critiquen y lo quieran exhibir ante el resto de la población para bajarlo de su pedestal. Le van a querer bajar puntos al grado que cuando llegue el día de la elección llegue con los menos posibles. Al Peje si no lo dejan acaparar más del 50% de los votos en el país, de seguro “la mafia del poder”, no lo va a dejar llegar y se la van a volver a hacer tablas. Debe de arrasar, para poder ganar. No tiene de otra.

EN SAN BLAS GANÓ EL PRI, pero de la misma manera los de la Alianza PAN, PRD y el arrimado MC andan diciendo lo mismo. Esta elección extraordinaria, atípica, porque raras veces se repiten por empate, parece que ya tiene muchos triunfadores y hay que esperar otra vez a que las autoridades electorales sean las que definan. Como fue un proceso dirigido únicamente a los de la demarcación 1 en el municipio de San Blas, no causó tanto revuelo como enfado y molestia los spots del INE que se repetían en radio y TV todo el día. Todos los partidos jugaron a ganar, pero de acuerdo a supuestas encuestas de salida el PRI estaba señalado como el principal favorito, muy seguido de los “aliancistas azules y amarillos”, pero es razón de la misma porque todos se dicen ganadores. Hay que esperar a que el miércoles ya se puedan tener resultados oficiales.

RAMÓN CAMBERO QUIERE SER SENADOR y para ello recorre todo el estado en busca del apoyo de sus seguidores panistas, y a la vez patrocina y promueve a Héctor Paniagua para que sea el candidato a diputado federal por el Tercer Distrito Electoral Federal, de acuerdo a su reunión efectuada en Compostela. La promoción es gratuita porque el dirigente moral y efectivo del panismo es para ser el número uno de la fórmula para el Senado, en la que de seguro va a querer acompañarse de una mujer. Otro objetivo del dirigente albiazul en Nayarit es ser plurinominal en la circunscripción Nayarit-Jalisco y “aventar” – porque eso pretenden hacer-, a Polo Domínguez como candidato a senador y que les deje la coordinación del Congreso, y de paso sacarlo de la jugada a Gobernador. Va estar bueno el agarre.

DESPOLITIZAR LOS CACS es la mejor manera para que la obra social se realice sin distingos. Ayer se eligieron cientos de comités de Acción Ciudadana en Tepic, y cada uno llevaba sus rasgos de algún partido. La política no se escapa a estas acciones, que al rato, anteponen esos intereses partidarios, ya sea desde los mismos comités, como de las autoridades que dan trato preferente si los ganadores son afines al partido que los llevó al poder. Debe ser regla general que cuando se llega al poder, desde ese momento no importan los colores ni las banderas, ya no se diga en los CACs donde algunos comités se creen presidentitos municipales y dueños de las colonias donde ganaron. Las reglas ya están escritas, pero les hacen más caso a las no escritas, a los valores entendidos y a los intereses de grupo y de partido. Falta mucho.

Expectativa: Con Meade de precandidato y el triunfo en San Blas, el PRI ya se siente triunfador para el 2018. QUE ME SIGA LA TAMBORA.

 

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *