QUE ME SIGA LA TAMBORA: No dan el ancho

Por El Pipiripau Jr.

**No dan el ancho
**Puro cuento
**”Maestro Limpio”
**Hechos, no palabras

CON EL RIESGO DE QUEDARSE SOLO, EL GOBERNADOR lanzó al aire un reto, advertencia para unos, amenaza para otros y una charada para tantos, y dijo que funcionario que no sirviera o diera el ancho se iba a ir a Chihuahua a un baile. “Ya pasó la curva del aprendizaje ya en estos cuatro meses; ahora sí a trabajar; ahora sí ya no hay excusas. Funcionario que ya no me dé el ancho se va a tener que ir a su casa y vamos a seguir buscando talentos de Nayarit, para que nos sigan apoyando en el desarrollo de Nayarit que tanto pide la sociedad”. Si esto no viene a quedarse como una forma mediática más para desviar la atención, se le puede adelantar al pueblo de Nayarit que a partir del 16 de febrero habrá cambio total del Gabinetito del gobernador, puesto que parece ninguno de sus invitados al poder ha podido con el paquete. Y tiene mucha razón el gobernante cuando dice que para hacerse patos, hacerle al aprendiz o al a ver qué ocurre, ya estuvo bueno. La verdad es que el gobernador se ha pasado de buena gente con sus funcionarios y a lo mejor por amistad, recomendación o por falta de interés, ahí los ha ido dejando en perjuicio del estado, porque si Antonio Echevarría García dijo esto, se debe a que ha detectado, según su óptica, que muchos de ellos no dan el ancho… menos el largo.

EL CUENTO DE CORRER A LOS AVIADORES es como si bajándoles el sueldo a los trabajadores se van a hacer ahorros significativos para poder avanzar de manera económica. El problema del Gobierno del Estado no es la enorme lista de casi 500 aviadores, según información oficial, sino que en cuotas más grandes la corrupción no tiene para cuando pararse. Buena idea y por demás plausible si ya no permiten que más de 400 desgraciados se enchalecaban miles de pesos diariamente, sin desquitar con sudor ese sagrado dinero popular. Fuera todos esos que sin pudor alguno tenían el trabajo de arrimarse a un cajero a sacar el efectivo. Mejor va a ser si embotellan a los funcionarios que permitían que sus instalaciones se convirtieran en pistas de aterrizaje. Al arranque, el secretario de Obras, Ricky Ricón, dijo que había detectado más de 400 aviadores en esa dependencia, eso sin contar al payaso del Larry Cañonga. Jamás se supo que los hubieran corrido o metido a la cárcel al que todavía es diputado federal. Puro cuento.

ESPADA FLAMÍGERA CONTRA CORRUPTOS es la del secretario General Aníbal Atoles 2, quien dijo se acata el mandato popular de acabar con la corrupción, se empezará por correr gente, y con ello, “con los ahorros que se logren al no ejercer recursos en sueldos que no deben pagarse, los nayaritas pueden tener la seguridad que habrá más posibilidades de otorgarles mejores servicios y una mayor atención a sus demandas, y podrán ver que el gobierno no seguirá siendo la gran bolsa de trabajo para los políticos y gobernantes en turno”, subrayó Montenegro Ibarra. Hasta aquí llegan los aplausos, porque no se sabe si el Secretario de Toño Echevarría junior está hablando en serio o es puro cotorreo, cuando bien sabido es que las nóminas de Educación no están siendo tocadas, y si acaso lo hicieron, fue para eliminar a los que han estado en contra de la familia Montenegro Villa-Ibarra. Además, los negocios que bajo el amparo gubernamental se hacen desde el segundo puesto del Ejecutivo estatal, no son cosa de chistes, de guasa o de cotorreo, como eso de hacer conferencias de prensa para anunciar que corriendo gente, va a haber más dinero para obras y servicios. No manchen que ya hay Maestro limpio.

CORRUPCIÓN, EDUCACIÓN, SALUD Y SEGURIDAD son los cuatro puntos cardinales que esta administración no ha cumplido o no ha sabido darles como respuesta rápida y confiable a los ciudadanos. La mayoría de los nayaritas esperaban que el cambio se notara al instante de haber tomado posesión, no de que iban a esperarse cuatro meses a ver si ya habían aprendido a ser funcionarios, a cumplir con sus obligaciones o proponer alternativas más viables y concretas de solución. La curva del aprendizaje no sirvió para nada. En lugar de ese tipo de expresiones, o de las que se van a encerrar corruptos, que no habrá moches en las obras, que no habrá funcionarios metidos a empresarios, la gente quiere ver hechos, no palabras. De aquí al término del periodo electoral, se va a presentar otra curvita para aprendices, y a ver si quien tiene el mando, aprende a correr a esos buenos para nada.

El gobernador busca Tá lentos para sacar de la barranca a Nayarit; ya vio que sus funcionarios tán lentos, QUE ME SIGA LA TAMBORA.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *