QUE ME SIGA LA TAMBORA: Mejores respuestas a los ciudadanos

Por El Piperagüit

**Mejores respuestas a los ciudadanos
**Reacciones inmediatas
**Es responsabilidad de los tres niveles de gobierno
**A todos nos afecta
**A mayor seguridad, más desarrollo

ACCIONES PARA ACABAR CON LA INSEGURIDAD es lo mejor que puede hacer el Poder Ejecutivo para brindar la tranquilidad que la ciudadanía está exigiéndole. Esta opinión de Polo Domínguez, líder de la mayoría en el Congreso, lleva el sentido de no sacarle al parche y entrarle con lo que les toca a los diputados a ayudarle al gobernador y a sus funcionarios a que puedan terminar con esta ola de violencia que parece va a incrementarse. El mismo Polo llama a convocar al Consejo Estatal de Seguridad Pública, para que en asamblea permanente defina las estrategias a seguir con el objetivo de frenar las acciones del crimen organizado. También es necesario reforzar los equipos de reacción inmediata, e involucrar a la ciudadanía en las medidas preventivas, para que cada vez sea mayor la capacidad de respuesta por parte de las autoridades, considera el líder parlamentario. Personalmente anunció también que va a reunirse con el de Seguridad Pública y con el Fiscal para ver en qué les ayuda el Poder Legislativo y entre todos hacer más liviana la chamba y darles mejores respuestas a los ciudadanos.

COINCIDE EL PRI, MÁS ACCIONES porque la gente ya no quiere escuchar más planes ni saber de consultas, sino de acciones que vayan directas a atacar el problema de inseguridad, que es el que se toca. Enrique Díaz, presidente priísta, opina que la convocatoria a foros es inconveniente, ya que los foros sirven para conocer las causas de un problema, como podría ser la falta de empleos o cualquier otro, para después de mucho tiempo poder darle solución. Aquí de lo que se trata es que haya reacciones inmediatas, y que el gobierno sea sensible para que pueda sentarse con todos a dialogar, con el fin de avanzar, y no de buscar culpables ni de enviar mensajes que de nada le sirven a una sociedad tan necesitada de recuperar su tranquilidad, apuntó. Los puntos importantes de este problema se han manifestado en el ataque en vía pública a personas que por lo regular son asesinadas a balazos. Independientemente de su culpabilidad o inocencia, las muertes son reprobables y el estado debe garantizar la seguridad y la paz de todos los ciudadanos.

LA RESPONSABILIDAD DEL PUEBLO en el asunto de la seguridad se ha querido manejar como el más importante y obligatorio. La concepción generalizada es que deben ser los gobiernos federal, estatal y municipal los obligados a darle seguridad a los mexicanos, no al revés, que el pueblo sea el que le diga al gobierno cómo debe de hacerle para otorgarle esa protección tan demandada. La paternidad gubernamental se ha revertido en estos tiempos y ahora quieren que sea al revés, donde el pueblo se sume a las tareas de protección y prevención. Opiniones muy buenas de dirigentes y actores sociales que más que otra cosa quieren votos, pero lo que se debe hacer es que haya más acción para que haya resultados a la voz de ya, y no empezar a planear lo que se va a hacer en el futuro.

ALTO A LAS BALAS O A PAGAR LAS CONSECUENCIAS también es la opinión de muchos representantes sociales, quienes ven que algo está pasando que no se toman las medidas necesarias para detener esta ola de violencia que amenaza con afectar a ramas de producción y de comercio y hasta turismo. El gobierno es el primer obligado a mejorar esas condiciones de vida para los propios y extraños y no permitir que las alertas de no visitar, se vaya a incluir al estado. Pueblo y Gobierno, dicen los discursos, es la única manera de avanzar, pero desgraciadamente al pueblo solo se le quiere consultar cuando hay problemas, cuando hay puras duras y a las maduras no los invitan.

A MAYOR SEGURIDAD, MAYOR DESARROLLO, debe ser el lema generalizado en todo el país para que las condiciones laborales, sociales, salud, educación y producción estén en niveles inalcanzables por las líneas de inseguridad. Lo que hoy hace daño, para mañana debe erradicarse. Es todo lo que está pidiendo la sociedad en general. Las tareas de lucha contra la corrupción, la impunidad y la deshonestidad, deben ser diarias y continuas, para ver si dentro de unos 50 años, ya se tiene otro país.

Para los que querían comprar seguridad ellos mismos, se les avisa que con el aumento de 8 pesos a su salario, no les alcanza ni para una resortera, QUE ME SIGA LA TAMBORA.

 

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *