PROMUEVEN EN COMPOSTELA LA CULTURA DE PREVENCIÓN DEL DELITO

–El gobierno municipal a través de la Dirección de Seguridad Pública, ofrece talleres en escuelas primarias y secundarias del municipio

Compostela//Redacción
Con el propósito de sensibilizar, fomentar una cultura de legalidad y evitar que sean víctimas del delito, el Ayuntamiento de Compostela, que encabeza Gloria Núñez, a través de su Dirección de Seguridad Pública Municipal, está trabajando permanentemente en la realización de talleres de prevención del delito en diversos planteles educativos del municipio.

El titular de Seguridad Pública de Compostela, Gibrán García Dueñas, atendiendo las indicaciones de la alcaldesa Gloria Núñez, implementó un programa de prevención y proximidad social mediante un equipo de profesionales que conforman esta dependencia, para brindar atención y concientizar a menores en riesgo de escuelas de educación basica del municipio.

Con tal propósito, dijo, los talleres que están diseñados para escuelas primarias y secundarias, abordan temas como bulling, delitos cibernéticos, adicciones, estilos de crianza y autoestima; así mismo, otros temas de interés escolar que tienen impacto en la prevención.

Explicó que el personal capacitado de Seguridad Pública ha desarrollado estos cursos con gran éxito en centros educativos como Juan Escutia, Durán Cárdenas, Gral. Lázaro Cárdenas, Vicente Guerrero, Kinder Estefanía Castaneda y Rosa Navarro, por mencionar algunos, y continuarán recorriendo otros planteles de la zona alta y costera del municipio.

Es importante recalcar, abundó García Dueñas, que estos talleres de prevención de delito permiten que el personal capacitado atienda e identifique a menores vulnerables y se les brinde atención psicológica oportuna, así como seguimiento requerido a su tratamiento que implica visitas de profesionales en las instituciones educativas y de ser necesario en sus domicilios particulares.

Finalmente, afirmó que estos programas de prevención fortalecerán a las escuelas, porque se convierten en el espacio privilegiado para detectar situaciones de riesgo hacia los estudiantes, maestros y familias, lo que permite la detección temprana de problemáticas e incorporar mecanismos de prevención, pero sobre todo, cuando éstos se identifican, resulta urgente promover esquemas que los atiendan, a través de una canalización oportuna a las instituciones que disponen de los servicios especializados, beneficiando no sólo a la población escolar sino a toda la comunidad con prácticas encaminadas a ofrecer alternativas de solución frente a los problemas de mayor recurrencia.