Perfilan a Octavio “El Zurdo” García a la dirigencia del CDM del PRI

  • García Ortega tiene tablas para dirigir a su partido, no es un político improvisado y eso garantiza certidumbre al tricolor en lo futuro

Compostela//Pedro Ávalos Camacho
Debido a la importancia que reviste la renovación del PRI en la actualidad, sectores y organizaciones impulsan a Octavio García Ortega como candidato de unidad para presidir el Comité Directivo Municipal, por ser el único cuadro de este instituto que garantiza la unidad de los militantes tricolores para trabajar en un mismo sentido y luchar por las causas sociales a favor de la población.

Cabe mencionar que el carismático “Zurdo Bóxer”, oriundo de esta ciudad, ha sostenido su liderazgo, principalmente en el sector campesino, donde su figura destaca no solo por la excelente coordinación de esfuerzos que realiza con los presidentes ejidales de la parte alta y baja de Compostela, sino también por ser un excelente gestor para la zona rural de su municipio.

Seguramente, las dirigencias estatal y el CEN del PRI tomarán en cuenta la posición asumida por los principales líderes de los sectores y organizaciones del PRI, y apoyará a García Ortega, pues los resultados del pasado proceso federal electoral en este municipio no permiten improvisaciones de ningún tipo y se requiere en la dirigencia municipal a un verdadero líder, con probada militancia y capacidad para enfrentar con probabilidades de éxito el próximo proceso electoral del 2021, requisitos que cumple ampliamente el carismático “Zurdo Bóxer”

Cabe decir que este priista, en equipo con líderes ejidales de la parte alta de Compostela, logró la pavimentación del camino que conduce a El Refilión, así como la pavimentación del camino que conduce a Miravalles y la terminación del tramo carretero a Cumbres de Huicicila, cuyas obras están por iniciarse de acuerdo a los convenios establecidos con la SCT.

Entre otras cosas, “El Zurdo” se ha distinguido por ser uno de los mejores activos del PRI y muy conocido en su región por su sencillez, su trato afable y su don de gente, cuyas virtudes le han redundado contar con un caudal de amigos que no son pocos, además por ser un priista que siempre ha pugnado por la unidad de la militancia de su partido.

Con esta radiografía, García Ortega demuestra que tiene tablas para dirigir a su partido, no es un político improvisado y eso garantiza certidumbre al tricolor en lo futuro.