Periodico Express de Nayarit
Inicio

La Parabólica : Aspirantes a la Presidencia Municipal de Acaponeta

Juan Arellano Ontiveros

2013 / 04 / 01

En Acaponeta, de nueva cuenta suenan los nombres de aspirantes a la candidatura a la Alcaldía, donde están apuntados, como siempre, algunos cartuchos quemados, a quienes la ciudadanía los tiene plenamente identificados, pero eso a los políticos chamuscados no les interesa en lo más mínimo, pues están empecinados en figurar como Primer Munícipe de esa comuna.

Entre los aspirantes priístas resalta el nombre de Inocente Mejía, quien ya fue regidor, dirigente del Comisariado Ejidal de El Aguaje y líder de la Asociación Ganadera Local, entre otros cargos que ha desempeñado con responsabilidad, y se dice que este campesino no tiene cola que le pisen.

Además, Inocente Mejía es un político campechano al que todo mundo saluda y tiene carisma y arraigo entre los hombres y mujeres del campo que, en Acaponeta, son mayoría.

Asimismo, su intachable trayectoria política dentro de las filas del tricolor lo coloca como el favorito a ocupar dicho cargo de elección popular, sobre todo, manifiestan muchos correligionarios de su partido, porque le asegura el triunfo electoral al partido.

Por otra parte, resurge como el Ave Fénix el priísta Carlos Rubén López Dado, político que desde una esquina de Palacio de Gobierno está al pendiente de todo lo que se mueve y acontece con respecto a los aspirantes a la candidatura del PRI a la Alcaldía de Acaponeta, y en sus razonadas deducciones saca sus propias conjeturas que, según él, le favorecen como fuerte aspirante al mencionado cargo de elección popular.

Carlos López Dado destacó como líder de la  Sección 20 del SNTE y, sobre todo, porque al término de ese liderazgo se deslindó del yugo sindical del cacique Liberato Montenegro Villa y se dedicó a recorrer el país como delegado del SNTE, donde operó en varios estados con éxito, coadyuvando con ello en triunfos electorales del PRI.

López Dado, a su regreso a Nayarit, recibió la invitación del entonces candidato a presidente municipal de Tepic y actual gobernador del estado, Roberto Sandoval Castañeda, para que se sumara al proyecto político que hoy lo tiene despachando como Subsecretario General de Gobierno, donde ha desempeñado un buen trabajo.

Por lo tanto, hay que reconocer que es muy probable que López Dado cuente con el respaldo del primer priísta del estado, Roberto Sandoval Castañeda,  para ser candidato y el próximo presidente municipal de Acaponeta, aunque dicen los que saben de política en Acaponeta que Carlos Rubén López Dado deberá pedalearle intensamente entre el electorado acaponetense, si en verdad quiere lograr el triunfo electoral.

Otro fuerte aspirante del PRI a presidente municipal de Acaponeta es Jorge Chávez Álvarez, quien ya tiene recorrida la geografía de ese municipio, donde es ampliamente conocido, sobre todo porque realizó un arduo trabajo proselitista desde la costa a la montaña, con lo que contribuyó para llevar al triunfo electoral al entonces candidato del PRI a gubernatura del estado, Roberto Sandoval Castañeda, labor partidista que le fue recompensada con la cartera gubernamental que hoy preside en el Gobierno de la Gente, la de Prevención y Readaptación Social.

Jorge Chávez tiene arraigo entre el electorado acaponetense, lo que lo identifica como carta fuerte a la Presidencia Municipal, posición política que fue presidida por su padre, Joselillo Chávez Rodríguez, quien realizó un magnífico trabajo como tal,  por lo que ni duda cabe que su cachorro Chávez Álvarez está preparado para ocupar dicho cargo y sacar adelante el desarrollo de este norteño municipio de Nayarit.

Aunque hay que señalar que Jorge Chávez Álvarez de nueva cuenta deberá recorrer el municipio y sudar la camiseta del PRI, si es que quiere ganarse la simpatía de los hombres y mujeres priístas y simpatizantes, quienes con su voto son los que determinan los triunfos electorales de Acaponeta, y si quiere la victoria deberá poner en práctica la política del nuevo PRI.

Por otra parte, mencionaremos a un priísta que desde que ingresó a las filas del tricolor de Acaponeta su sueño guajiro ha sido ser presidente municipal, nos referimos a Javier Cosío Mayorquín, mejor conocido como “El Ahuja”, político que casi siempre está pegado a la teta de gobierno, y actualmente su compadre, el alcalde de esa comuna, Efraín “El Gallo” Arellano Núñez, lo tiene como titular del Órgano Operador del Agua Potable y Alcantarillado.

A decir verdad, “El ahuja” electoralmente es el más débil, pero eso a él no le importa, simplemente porque ya se casó con la idea de ser presidente municipal de  Acaponeta, aunque se le haya olvidado regresar los tubos de infraestructura de drenaje que presuntamente se robó al amparo del sexenio de Rigoberto Ochoa Zaragoza, cuando fungió como líder charro de la CNC en el estado.

Otro priísta que ya saltó a la palestra de los suspirantes a la Alcaldía acaponetense es el actual líder de la Ganadera local, José Humberto Arellano Núñez, hermano del alcalde Efraín “El Gallo” Arellano Núñez, quien obviamente cuenta con todo el calor de su carnal, pero ya anda más encilidrado que “El Ahuja”, y obviamente que José Humberto ahora quiere la silla presidencial. Al respecto, los calienta cemento de las bancas de la plaza principal de Acaponeta le sugieren al fraterno de “El Gallo” que mejor le siga como dirigente de los ganaderos, desde donde sin mucho esfuerzo puede lograr una Regiduría.    

A quien no debemos dejar de mencionar es a Bertha Rodríguez de Jiménez, lamagnate de la tortilla de Acaponeta y actual diputada local priísta, a quien llevó a esa curul la corriente política neycista,pero de lo que nos enteramos es que esta santa señora ya anda desatada haciendo su luchita por ser la próxima alcaldesa de Acaponeta, aunque por otro lado la señora de la masa  anda meando fuera de la olla, ya que por cuidar sus intereses le declaró la guerra a los que le dieron su voto para llevarla al poder y hoy, como toda rica empresaria, los traiciona, y nos referimos a los humildes vendedores de tortillería de motocicleta, quienes en todo Nayarit y el país se ganan el pan de cada día trabajando honradamente, pero eso en Acaponeta no le convino a la dama tortillera, porque según ella, le bajaron sus ventas y como está “tan pobre”, teme quedarse en la bancarrota, porque según la diputada, los motociclistas con hielera térmica la están llevando a la quiebra, cosa que obviamente es falso, solamente quiere imponer su soberbia creyendo que por ser legisladora ya es dueña de Acaponeta.   

Por último, mencionaremos al ex alcalde de Acaponeta, Saulo Alfonso Lora Aguilar, quien con la mano en la cintura le arrebató la Alcaldía a la entonces candidatadel PRI, Blanca Yesenia Jiménez Cedano, y todo parece indicar que los “SAULISTAS” de nueva cuenta están preparando el terreno político para postular otra vez al galeno por el Partido del Sol Azteca a presidente municipal, donde además se está fraguando una alianza partidista, con la que indiscutiblemente arrasarán electoralmente.

No hay que dejar de mencionar que Saulo Lora limpiamente y con muchos votos a su favor ganó la Alcaldía de Acaponeta, además, hizo ganar a su compañero de fórmula, al entonces candidato a diputado por XVIII Distrito, Roberto Cantabrana, quien ya en el poder traicionó a la alianza que lo postuló como legislador, mientras que Lora Aguilar cumplió el pacto aliancista y con su carisma y propuestas de campaña rompió con el cacicazgo priísta que siempre había impedido el desarrollo del municipio, ya que los dueños del PRI en ese entonces en Acaponeta, estaban acostumbrados a comprar con dádivas la conciencia del electorado.

Cabe señalar que, en el 2008, el electorado acaponetense despertó y decidió con el sufragio llevar al triunfo a Saulo Alfonso Lora Aguilar, ya que anhelaba el cambio de gobierno, y por fin, con el triunfo aliancista, lograron una gran transformación en del municipio, donde hubo mucha obras pública tanto en la zona rural como urbana, nomás en la cabecera municipal destacan las calles adoquinadas, la unidad deportiva con su pista de tartán, infraestructura de agua potable y alcantarillado, entre otras.

Asimismo, con la moderna maquinaria que adquirió el Ayuntamiento que presidió Saulo Lora de alrededor de 20 millones de pesos a fondo perdido y gestionada por ese alcalde, se rehabilitaron los caminos saca-cosechas, se construyeron puentes, jagüeyes, hubo obras en escuelas, clínicas, carreteras, empedrados, alumbrados públicos, entre otras muchas obras y acciones que aún brindan bienestar social a los acaponetenses.

Con Saulo Lora se brindó una eficaz seguridad pública con la adquisición de patrullas, motocicletas, armamento, capacitación  y uniformes para los elementos de la corporación policiaca municipal, pero sobre todo, se le dio un trato especial y como nunca a los que menos tienen, quienes solamente están esperando que otra vez aparezca en las boletas el nombre de Saulo Alfonso Lora Aguilar para votar por él.

Le reconocen al galeno acaponetense que es un hombre que nació para servir a los demás y no para servirse de ellos, y eso quedó demostrado con su humanitaria e incluyente manera de gobernar, con lo que dejó una gran huella transformadora en todo el municipio, lo que lo coloca hasta la fecha como el mejor alcalde que ha parido Acaponeta, y eso lo gritan a los cuatro vientos los acaponetenses.