Periodico Express de Nayarit
Inicio

La magia del hotel “Agua Caliente” en Amatlán de Cañas

Francisco Javier Nieves Aguilar

2011 / 01 / 13

El municipio de Amatlán cuenta con diversos sitios que son atractivos para propios y extraños, como los Balnearios de Aguas Termales, El Manto, El Salto, Las Presas, El Charco del Cuete, El Volcancito, la Iglesia, el centro histórico, Peñas Juntas, el Malecón, el Río y Los Arroyos, Los Chacuacos construidos a mediados del siglo XIX y los mismos pueblos y ranchos que, sin lugar a dudas, tienen la magia que atrae a toda persona que pisa sus calles, haciendo para ellos una visita inolvidable.

Su cabecera Amatlán de Cañas es un sitio encantador y poético, tradicional, folclórico, artístico, bohemio, popular, histórico y vanguardista. Caminar por sus calles despierta sensaciones propias de una poesía, de un cuadro, de un libro, de una artesanía.

Amatlán tiene sabor a popular y mucha tradición arraigada en sus paredes, balcones, casas, plazas, esquinas, árboles y calles, en El Parián, en el Barrio del Cacao, en la Otra Banda, en el malecón. Tiene la nostalgia y el orgullo del gigante Tomasón y del padre Juan Bernal, fundador del leprosario en Guadalajara.

Si es usted de esos que gustan de la pasividad, le recomendamos visitar este hermoso lugar que se encuentra enclavado al pie de la Sierra de Pajaritos; y para relajarse no hay nada mejor que el hotel “Agua Caliente”, propiedad del señor Humberto Pérez Macías y familia, originario de La Estancia de los López.

Este establecimiento surge ante la necesidad de brindar un excelente servicio a los paseantes, con una enorme convicción de satisfacción al cliente, con instalaciones rústicas y un toque campestre.

Situado en la zona del bulevar, por el rumbo de “El Cacao”, El hotel “Agua Caliente” cuenta con 36 habitaciones, de una, dos, tres y hasta cuatro camas matrimoniales. Sus precios son bastante accesibles, al alcance de cualquier familia.

Cuenta también con dos balnearios de aguas termales y una cómoda estancia para preparar los alimentos, pero también ofrece el servicio de venta de bebidas y alimentos.

La comodidad de hospedarse en este hotel, rodeado del verdor de la vegetación y al pie de un río por donde corren aguas tibias y cristalinas, le permitirá a usted descansar en un ambiente natural, de tranquilidad y buen servicio.

No se quede, pues, con las ganas. Visite Amatlán de Cañas y relájese en este placentero hotel de Don Beto Pérez. Sus tensiones desaparecerán como por arte de magia. De eso estamos seguros.w