Periodico Express de Nayarit
Inicio

Proponen prohibir juguetes bélicos

2009 / 01 / 07

La bancada perredista en San Lázaro propuso que se prohíba la fabricación, importación, distribución, venta y uso de juguetes que sean réplicas de armas de fuego, pues no fomentan entre los menores de edad el respeto, la justicia y la paz.

El diputado federal Othón Cuevas Córdova informó en entrevista que este miércoles presentará ante la Comisión Permanente una iniciativa de reforma en la que se prohíba la venta de juguetes bélicos que sólo fomentan la violencia.

Dijo que la propuesta tiene como objeto reglamentar, prohibir y sancionar la fabricación de los objetos, instrumentos o réplicas que imiten cualquier clase de armas de fuego utilizados por el Ejército, la Policía Federal y los organismos de seguridad pública.

Explicó que “la Norma Oficial Mexicana-161-SCFI-2003 regula el tipo de juguete, material y funcionamiento con el cual pueden ser fabricadas las réplicas de armas para el uso del consumidor, pero existen algunas muy exactas que son utilizadas para cometer diversos delitos” .

De ahí que, indicó, propondrá que a las personas físicas o jurídicas que fabriquen, importen, distribuyan, renten o vendan los juguetes bélicos se les sancione con la cancelación de la licencia de funcionamiento de su respectivo establecimiento.

Además que se les apliquen multas de 200 a 500 días de salario mínimo, dependiendo de la gravedad de la infracción, y que se les decomisen los artículos, precisó el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) .

Las sanciones serán impuestas por la Procuraduría General de la República (PGR) y por la Secretaría de Economía, detalló.

Cuevas Córdoba indicó que la iniciativa prevé establecer un programa de apoyo a la industria del ramo, para ayudarla a reconvertir su planta industrial con un nuevo plan de negocios para el diseño, la fabricación y la comercialización de juguetes de otro tipo.

Resaltó que, de aprobarse la reforma, la publicidad de este tipo de juguetes se retirará en todas las versiones impresas y en medios electrónicos, por lo que el Estado informará sobre la peligrosidad de ese tipo de artículos para el comportamiento de los menores de edad.