LUTO EN LA CANACO

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas


Este martes, falleció Ramón Ramos Rodríguez, presidente en Tepic de la Cámara Nacional de Comercio.

Por este lamentable suceso hay luto entre los comerciantes establecidos se Tepic, que veían en su actual dirigente a un aguerrido defensor de sus conquistas y sus derechos.

Su servilleta, mis queridos lectores, sólo tuvo la oportunidad de estar en una entrevista con él, misma que fue suficiente para darme cuenta que mi tocayo, que en paz descanse, era un hombre con mucho carácter

Su liderazgo fue reconocido por los socios de su organización, así como por ex dirigentes de la misma, como Jesús Pérez López y José Luis Dónjuan de la Peña, quienes de inmediato hicieron pública su consternación.

POR LA ANGOSTURA
Tal como se esperaba, vehículos de todos tamaños y marcas se ven invadiendo las banquetas en el centro de Tepic, porque la angostura de las calles de esa zona que fueron rehabilitadas, no permiten a los automovilistas estacionaste en doble fila, como muchos de ellos estaban acostumbrados.

Pero ese es su problema, porque para los agentes de la policía vial y para los muchachos de Luis Alonso Tahuahua, esta nueva práctica representa un jugoso filón para sus amplias ansias recaudatorias.

A los carros infractores se los llevan al corralón, de donde sus dueños los tienen que sacar, pago previo por estancia, aparte de soltar otra feria por la multa que se aplica en estos casos y que ya sumada con lo anterior, representa el desembolso de nunca menos de mil pesillos.

A PROPÓSITO DE DINERO
Los consumidores que por su nobleza han decidido apoyar a las pequeñas tiendas de abarrotes con sus compras, tienen desde el pasado fin de semana quejándose por los incrementos de varios pesos a todos los productos que ahí se ofrecen.

Lo peor de todo es que sus quejas tienen que irse para adentro, que es algo así como grabar camote, porque las instancias que deberíamos ser sus defensoras lo único que hacen es recomendarles que se sujeten a la infalible estrategia de la oferta y la demanda.

Secreto a voces: Dicen que ya con la recomendación de no comprar donde venden caro, el camote que se traga tiene un sabor más dulce.