LOS GRILLOS NAYARITAS: SU SANTIDAD EL PEJE EN TEPIC

Héctor Gamboa Soto

Nos visitó en Tepic el gondolero más famoso de México, don Andrés Manuel López Obrador, quien pudo recoger en su góndola escombro nayarita de todo tipo, destacándose aquellos que se creen hechos a mano y que ante la imposibilidad de seguir mamando de la ubre presupuestal cobijados en sus partidos de origen, de repente descubren su vena democrática, se dicen cansados de cualquier cosa que no les parece al interior de sus partidos, por lo que convencidos, abrazan la causa redentora del Peje. Pero la verdad es que sólo están convencidos de que el Peje ganará, y duchos en el arte de colgarse de cualquier liana que les permita seguir viviendo sin trabajar, ahora descubren las bondades del hijo pródigo de Macuspana, Tabasco, y se truecan en los más convencidos seguidores de AMLO. Los ejemplos son muchos y resulta ocioso mencionarlos.

MÁS DE LO MISMO
El discurso del Peje es el mismo de hace 6 y 12 años, plagado de señalamientos con índice de fuego, de promeses populistas y de espejitos, que la raza de bronce quiere escuchar, pues el hartazgo social contra los gobiernos del PRI, PAN y PRD, es evidente. Peje nada más capitaliza el resentimiento, el hambre, la falta de oportunidades y la proclividad de los gobernantes de quedarse con el dinero del erario, como sobradas muestras tenemos en Nayarit. Siempre se ha dicho que el AMLO puntea en las encuestas, pero nunca como ahora su ventaja es tan marcada, tan abismal de un candidato del PRI que no es del PRI, Pepe Meade, tecnócrata que tiene en carisma de un maniquí de aparador, mientras que el niñito popis de Ricardo Anaya no propone otra cosas que “sacar al PRI de Los Pinos”, olvidándose que a quien ocupa bajarle puntos es al moreno.

¿Y LOS ECHEVARRÍA?
Ignoro si la acaudalada familia Echevarría departió el pan y la sal con nuestro émulo analfabeta de Benito Juárez, como ha sido usual en otras aventuras del Mesías tropical cuando visita Nayarit, puesto que niño de la familia, Toñito Primero ya se definió por el candidato del PAN, PRD y MC, por lo que cubrirían las formas, cosa que tampoco me consta, pues el Creso es más dado a barbotar tarugadas a la menor provocación, que a medir sus palabras y actitudes. Seguramente el gobierno apoyará de facto a la alianza PAN, PRD y MC, por lo que el poder de la nómina estará militando activamente en sacar a Anaya adelante. Así ha sido con los gobiernos del PRI y así fue en el primer periodo que gobernó Antonio Echevarría, ahora versión Reloaded. Toñito anda más ocupado en justificar la inoperancia e ineptitud de su gente, que de ser porrista en las campañas políticas. Pero es indudable que si sucede lo que vaticinaron Madam Zazú y el Indio Tarcisio, que el triunfo será de Lopitos, el joven gobernador no tenía ninguna necesidad de meterse en las cuestiones electorales, pues su falta de pericia política puede arrastrar a Nayarit a sufrir problemas económicos en lo futuro, ya que todos conocemos que el Salvador de la Patria es propenso a mandar al Diablo a las Instituciones. En fondo, nos visitó El Peje y entrañables amigos míos cambiaron de chaqueta para sumarse a su causa. El poder es el poder, dijera Perogrullo…

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario