LOGRA NOMINACIÓN COMO HOSPITAL AMIGO DEL NIÑO Y DE LA NIÑA

Hospital Rural del IMSS-BIENESTAR en San Cayetano

–En su evaluación final obtuvo 99.7 de aprobación, con lo que se fortalecerán las estrategias de la Lactancia Materna

Tepic//Ricardo Romero
El Hospital Rural No. 22 de IMSS-Bienestar, en la localidad de San Cayetano, Nayarit, logró la nominación como Hospital a
Amigo del Niño y de la Niña, iniciativa que, desde 1991, es una estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidad para la Infancia (Unicef), para fomentar, apoyar y promover la lactancia materna en las unidades hospitalarias.

Su director Gabriel Campos Navarrete informó que la nominación fue realizada por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, en donde se deben cumplir una serie de requisitos, entre ellos los “10 pasos de la lactancia materna exitosa” y tres anexos.

Destacó que dicho nosocomio obtuvo una calificación aprobatoria de 99.7 en su evaluación, la cual tuvo diferentes etapas en las que se valoraron las condiciones de infraestructura, espacios y la atención en cada uno de los procesos de las embarazada, que va desde su control prenatal, parto, puerperio y estancia en las diferentes áreas del hospital.

“Primero se realizó un registro que consiste en una cédula de autoevaluación, que se envía al Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, quienes evalúan si cumplen con los requisitos indispensables para, posteriormente, programar una visita de supervisión para realizar la evaluación y entregar los resultados”, añadió.

Señaló que los tres anexos son importantes, porque valoran el código internacional de sucedáneos, así como la atención amigable, VIH y alimentación infantil. “Este último es un apartado importante, en el sentido de detección oportuna para llevar una atención obstétrica adecuada y evitar el riesgo de contagio hacia sus bebés”, explicó.

“Se capacitó al 100 por ciento del personal, 20 horas teóricas y tres de práctica dirigidas al personal clínico, mientras que al personal no clínico, fueron ocho horas de teoría y tres de práctica. Es un esfuerzo grande y una responsabilidad para mejorar los procesos de atención, fomentar el buen trato a todos los pacientes y no incurrir en la violencia obstétrica”, resaltó.

Asimismo, añadió que se diseñaron nuevos espacios en el hospital, como un lactario y un área de atención amigable. “En este sentido, la paciente en trabajo de parto recibe el apoyo y el acompañamiento de un familiar, incluso si las condiciones lo permiten, pueden pasar a una sala de parto para apoyar a su familiar”.

Finalmente, manifestó que este tipo de procesos permiten mejorar las prácticas y la atención continua en los procesos de atención. “Es un logro del IMSS que se estén llevando prácticas en este sentido; están contempladas en la Norma Oficial Mexicana en atención de la mujer embarazada y con ello se cumplen los lineamientos normativos”.