Lloran antes de que les peguen: Polo Domínguez

Magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa
Tepic//Ramón Vargas
El diputado Leopoldo Domínguez González, presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso del Estado, dijo estar muy tranquilo porque no le inquieta saber que los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, al igual que el ex auditor de la Auditoría Superior del Estado y el propio ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda, tienen el mismo abogado que los aconseja litigar en los medios.

Lo anterior, luego de preguntarle su opinión sobre el comunicado que el TJA publicó en las redes sociales, donde menciona artículos de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos que impiden que ellos sean sometidos a juicios políticos.

Lo que ellos hacen, añadió el líder parlamentario, es citar algunos artículos de la ley para confundir a la ciudadanía, pero ocultan otros con los que se les puede involucrar con este tipo de procedimientos.

“Pero no por mucho madrugar amanece más temprano, y a mí lo que me parece es que lloran antes de que les peguen, porque sobre el desahogo de las denuncias presentadas en contra de los magistrados, la Comisión Instructora no ha emitido ningún dictamen, y por lo tanto, ni siquiera se les ha hecho ninguna notificación”, expresó.

Lo que hasta ahora se aprobó por parte de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos es que se puede iniciar el procedimiento para los juicios políticos, ya que se consideró que existen los elementos suficientes para que así suceda, pero todavía no hay más, apuntó Domínguez González.

Cuando haya un dictamen por parte de la Comisión Instructora entonces sí se les hará llegar la notificación a los magistrados, y la ciudadanía puede tener la seguridad que también se habrán de desahogar los procedimientos en contra del ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda como de algunos de sus funcionarios, como Mario Pacheco y Luis Apaseo, que estuvieron en las secretarías de la Contraloría y de Finanzas, respectivamente, abundó.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *