Las ventas minoristas – Indicador de la dinámica de la producción y el comercio.

Las ventas minoristas son las ventas realizadas por los comerciantes minoristas, que se venden directamente a los consumidores finales, vendiendo su mercancía al detalle.

El índice del comercio minorista (ICM) se divide en diferentes grupos:
• Grandes empresas comerciales
• Grandes cadenas de Comercios
• Pequeñas cadenas de Comercios
• Empresas con un solo local
• Los hipermercados
• Los autoservicios
• Máquinas automáticas de ventas de mercancías y servicios.

Las estadísticas de las ventas minoristas, representan un indicador macroeconómico de la inflación muy importante del análisis fundamental que realizan los traderes a la hora de realizar el trading.

Los indicadores de la dinámica de la producción y el comercio caracterizan el estado y las perspectivas de desarrollo del sector industrial y comercial de la economía del país, que incluyen: la demanda interna en el país y la disposición de las empresas y los individuos a la hora de gastar su dinero, el nivel de desarrollo de la producción industrial y su dinámica y la demanda interna potencial de los consumidores en moneda nacional.
Estos son los indicadores de la dinámica de la producción y el comercio:

• Índice de la producción industrial;
• Índice de la utilización de la capacidad industrial;
• Volumen de pedidos industriales;
• Reservas industriales en los almacenes;
• Pedidos de bienes duraderos;
• Ventas minoristas;
• Volumen de préstamos comerciales;
• Volumen de préstamos hipotecarios;
• Volumen de préstamos entregados para el consumo;

¿Qué son realmente las “Ventas Minoristas”?

Este índice de la dinámica de la producción y el comercio, muestra el cambio de las ventas en el sector minorista. Este indicador principal, aunque no es el único y no exhaustivo, del gasto del consumidor para el período del mes en cuestión, donde el índice de gasto de consumo personal es un informe más completo y preciso. Este índice también se utiliza como componente en el cálculo del PIB, medido como la mayoría de los indicadores económicos en porciento de cambio, teniendo en cuenta al período anterior. También existen datos sobre el volumen absoluto de ventas minoristas en miles de millones de dólares. Las ventas minoristas totales estimadas están determinadas naturalmente por las fuentes de ventas, es decir, según los comercios minoristas y las empresas que dan forma a sus ventas como minoristas, no como ventas a usuarios finales. Por lo tanto, independientemente del usuario final, incluidos los fabricantes de otros productos o incluso de las operaciones de ventas mayoristas, las ventas, realizadas como tal denominadas “minoristas”, se incluyen en el informe. Por otra parte, no se puede decir que los datos son muy diferentes de los verdaderos, ya que existe un procedimiento para clasificar las ventas como minoristas:
Las ventas minoristas se definen como un negocio que vende productos, principalmente para uso individual o familiar.
Estos datos incluyen ventas en efectivo y en crédito, excluyendo los descuentos y los reembolsos. Los impuestos sobre el consumo se incluyen en caso de que sean pagados por el fabricante o el mayorista y llegan a las manos del consumidor, pero se excluyen estos impuestos si los paga directamente el comprador y se transfieren al presupuesto local, estatal o federal. Esto también se aplica al impuesto sobre las ventas.

El informe de las ventas minoristas se divide por los diferentes tipos de productos en dos grupos:

• Bienes duraderos:
· Materiales de construcción +
· Concesionarios de automóviles +
· Distribuidores de Muebles +
· Otros +

• Bienes no duraderos (bienes de consumo cotidiano o bienes no duraderos):
· Tiendas de Mercancías Generales +
· Tiendas de alimentación +
· Estaciones de gasolina +
· Tiendas de ropa +
· Establecimientos de comida y bebida +
· Medicamentos y Propiedad +
· Tiendas de bebidas y licores +
· Otros

Aproximadamente las dos terceras partes 2/3 del indicador total son los “Bienes no duraderos”, en los cuales aproximadamente el 20% pertenece a las Tiendas de alimentos, en los “Bienes Duraderos”, la participación principal está ocupada por “Auto Dealers” (ventas de autos), hasta un 20% de este grupo, es decir, este indicador se divide en “ventas de automóviles” y “ventas de todo lo demás”. Dado que la cantidad de autos vendidos es un valor muy volátil, la parte del indicador que no incluye “ventas de autos” lleva la información más precisa.

El informe de las “Ventas Minoristas” se publica a las 8:30 am horas de Washington, a mediados del mes siguiente al período del cual se ha realizado el informe, publicado por la Oficina de los Análisis Económicos, del Departamento de Comercio, se puede ver esta información siguiendo el “Calendario Económico” https://www.fibogroup.mx/analisis-formacion/analisis/agenda/

La relación de este indicador “Ventas Minoristas” con otros indicadores.

Los ingresos personales ejercen una influencia importante sobre el indicador de ventas minoristas del período anterior, a saber, el indicador de ingresos personales (Personal Income), los datos sobre las ventas de automóviles (Car Sales), así como el nivel de optimismo del consumidor (Consumer Confidence Index (CCI) / Índice de la confianza del consumidor).
Un impacto negativo y opuesto en las ventas minoristas es tener un nivel de precios (IPC) y una tasa de desempleo (Unemployment Rate) en aumento. Como ya se señaló, el indicador de ventas minoristas tiene un efecto positivo en el PIB y su crecimiento sirve como una señal para que los productores aumenten la producción y repongan las existencias. Indirectamente, las ventas minoristas influyen sobre los índices de acciones, así como sobre los aumentos de los precios. Por lo general, este indicador, las ventas minoristas, tiene un impacto moderado positivo sobre la divisa nacional.

Características del comportamiento del indicador “Ventas Minoristas”.

Desde el punto de vista del ciclo económico, el indicador de ventas minoristas se caracteriza como un “indicador coincidente”, es decir, sus fluctuaciones coinciden con las fluctuaciones del ciclo económico, sin embargo, las fluctuaciones cíclicas son insignificantes; las adquisiciones de los consumidores a menudo pueden seguir aumentando incluso después de que haya comenzado una recesión.
Sobre la base anual, las ventas minoristas nunca se desvían. El incremento anual mínimo es de 0.9% y fue en el año 1991, además, las ventas minoristas mensuales naturalmente aumentan incluso durante las recesiones. La mejor manera de conectar el comercio minorista y el ciclo comercial es calcular el valor de las ventas minoristas mensualmente. La mayoría de los meses mostrarán un aumento, pero durante la recesión se harán más pequeños y las disminuciones en las ventas minoristas serán más frecuentes.