LAS SATISFACCIONES

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

LAS SATISFACCIONES
Óscar González Bonilla dijo que su libro Periodistas de Nayarit no es un gran libro y consideró que más bien es intrascendente, porque a quién le puede interesar dar lectura a las narraciones sobre 5 hombres dedicados por muchos años a la tarea de informar… Seguramente lo dijo para de alguna forma justificar que tardó alrededor de 6 años para verlo publicado, luego de las recurrentes vicisitudes que pasó para llegar a la edición, incluyendo en ellas la falta de apoyos por parte del gobierno… Hubo de recurrir a la caridad pública, refirió para citar la solidaridad de algunos amigos, pero al final y aunque confesó haber quedado sin ganas de hacer otro libro, por las dificultades que tuvo para hacer el primero, mencionó que le quedó la satisfacción de rendirles tributo a sus compañeros, de los cuales 3 siguen vivos… Luego, habló de la solicitud que le hicieron mujeres periodistas para que también escriba sobre ellas, para agregar que está a punto de sucumbir a la petición que, a quienes lo conocemos, nos daría la satisfacción de gozar una vez más de su talento como escribano… Ya veremos si se decide, pero mientras tanto, a su servilleta, mis motivados lectores, le nace decir que tuvo la satisfacción de ver en el patio central del Congreso local, que fue la sede para la presentación del primer libro de González Bonilla, a esposas, hijos y amigos de los periodistas a los que Óscar rinde tributo en su obra, conmovidos por lo que sin duda ha sido una expresión sublime de compañerismo… Se trata de familiares que supieron de las carencias a que obliga el trabajo de periodista y que, a pesar de ello, conservan el orgullo y el amor por quien supo sacarlos adelante, pero además, les dejó como legado entender lo valioso que es vivir en unidad para mantener vivo el recuerdo de los que ya se fueron, así como el respeto y la admiración por los que todavía están entre nosotros… De esto nada dijo Óscar, pero a nadie engaña porque así como es, ver lo que en el recinto legislativo se vio, le despertó las ganas de repetir… Secreto a voces: Dicen que entre las mujeres periodistas, también hay mucha tela de donde cortar.