LAS PRUEBAS SALTAN A LA VISTA

CON PRECAUCIÓN
Sergio Mejía Cano

LAS PRUEBAS SALTAN A LA VISTA
Si algo ha quedado claro con este desabasto de combustibles, es que se les ha tapado la boca a los funcionarios de la pasada administración que afirmaban que los gasolinazos no afectaban a las personas que no tuvieran vehículos automotrices; porque ahora es de manifiesto que tanto los gasolinazos como la escasez de los combustibles nos afecta a todos los mexicanos.

Si se escaseó el gas primeramente, los más afectados fueron, aparte de la gran mayoría de las familias, los restauranteros, sobre todo en las zonas turísticas, y ahora la gasolina que es la que mueve infinidad de mercancías de todo tipo; y lo malo de todo esto es que se dice que es una estrategia gubernamental a nivel federal para atacar el robo de los combustibles. Pero peor aún es que no aparecen por ningún lado los aguajes clandestinos como cuando se escasean otras cosas, como los licores.

Tal vez habrá quien recuerde que allá por los años 70 del siglo pasado, de pronto no hubo a la venta cierta pasta dental y a pesar de que había de otras marcas en el mercado, tal vez por ser la marca desaparecida de la preferencia del público, se creó un mercado negro, porque al tiempo de que esta crema dental había desaparecido del mercado, de pronto comenzaron a aparecer personas vendiéndola en las esquinas obvio que con la complacencia de las autoridades en turno. Igual ocurrió con cierta marca de café soluble que desapareció del mercado y dichos frascos de café se encontraban fácilmente en las calles de la ciudad como si nada.

Sin embargo, ahora con la escasez de los combustibles ni cómo ir a surtirse a una esquina de la ciudad, ya que se dice que la escacez se debe a una estrategia para evitar el robo de estos combustibles tan necesarios ya en la vida cotidiana de los mexicanos. Y todo indica que sí va en serio, porque no han aparecido más tomas clandestinas y mucha gente no haya cómo surtirse del combustible necesario para hacer andar sus vehículos.

Porque esto no indica como cuando el entonces gobernador de Nayarit, don Celso Humberto Delgado Ramírez prohibió durante su administración que se vendiera cerveza los domingos, ya que debido a esta medida proliferaron los aguajes clandestinos y mucha gente hizo su agosto durante estos domingos que duró la prohibición de venta de cerveza, ya que como se documentó en su momento, en los límites de Sinaloa y Nayarit se engrandeció la venta de la cheve; pero en todo el estado hubo gente que hizo su buen ahorro económico vendiendo cerveza en forma clandestina; sin embargo, ahora con la escasez de gas, gasolina, etcétera, no es lo mismo debido a que no se ve por ningún lado quién esté reforzando la venta de estos combustibles porque de lo que se trata es precisamente de evitar el robo de los mismos.

Se ha estado documentando abiertamente en los medios informativos que el cierre de los ductos de combustible ha abierto muchas heridas, que hay muchos intereses de por medio y de que quienes están siendo afectados no se van a quedar con los brazos cruzados, por lo que se espera que sea una lucha de gran calado entre la nueva administración federal y quienes estaban acostumbrados al saqueo indiscriminado de combustibles de todo tipo; así que habrá que esperar los resultados de quién es quién o si todo queda en veremos.

Lo que sí es un hecho, es que se debería de empezar a investigar el porqué de la riqueza tan ostentosa que presumen tanto el mismo “líder” de los trabajadores petroleros Carlos Romero Deschamps, así como su propia familia; aunque ya se sabe que los líderes sindicales en nuestro país gozan de una fama de ricos que en ninguna otra parte del mundo se las creen; pero bueno, por algo habría que empezar para que la opinión pública comenzara a creer que el cambio de régimen va en serio.

Y, obviamente, que el trabajo de la nueva administración no se estanque para nada, porque hay varios líderes sindicales que están en la mira del proletariado; he ahí el de los ferrocarriles y otros tantos que ya deben o deberían pasar a la historia no sin antes rendir cuentas ante la justicia.

Así que esperemos que esto del desabasto de combustibles no quede nada más porque sí, y que todo sea de provecho para la ciudadanía que ya está harta de tanto engaño y robo; y aquí sí hasta sin pruebas se podría afirmar todo esto, porque las pruebas saltan a la vista en donde sea que se toquen.