IMPULSA ANTORCHA LA EDUCACIÓN DE LOS NAYARITA

Ing. Héctor Hugo Villegas Severiano

Los antorchistas hemos señalado desde el nacimiento de nuestra organización, hace 44 años, que somos una organización que busca educar y organizar al pueblo para que luche por mejorar sus condiciones de vida y, en caso de ser necesario, para que esté en condiciones de gobernar a este país, para que la riqueza nacional se distribuya de una manera más equitativa entre todos los mexicanos. Nuestra lucha es contra la pobreza que va en aumento en el mundo y también en México, lo que provoca que cada vez haya menos ricos, que cada vez son más ricos, y en contrapartida cada día se incrementa el número de pobres que no cuentan con lo indispensable para tener una vida digna; a este proceso se le conoce como la concentración de la riqueza, resultado del modo de producción capitalista que es muy bueno para generar riqueza, pero muy malo para distribuirla.

La experiencia nos ha dicho que las transformaciones sociales profundas no se pueden lograr por un puñado de hombres, por muy inteligentes que sean, y menos por caudillos aislados del pueblo trabajador. Es por ello que nosotros buscamos aglutinar a todos los mexicanos pobres, convencidos de que solo será el pueblo educado y organizado el que lleve a cabo los cambios sociales que permitan crear una sociedad más justa para todos. Y por eso, con nuestros modestos esfuerzos buscamos que la educación llegue a los sectores más desprotegidos de la sociedad para que permita, sobre todo a los jóvenes, comprender que la construcción de una sociedad más justa no solo es necesaria sino también posible.

Hace unos días, los moradores de la Casa del Estudiante Nayarita y del Telebachillerato “Amado Nervo” me invitaron a la reunión que se realizó con funcionarios del Gobierno del Estado y del Ayuntamiento de Tepic para formar el comité de obra que se encargará de vigilar la correcta aplicación de los 9.6 millones de pesos que el Movimiento Antorchista Nacional y la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez (FNERRR), gestionaron ante el gobierno federal a fin de que construyan un audiovisual, techumbre del patio central y el equipamiento del complejo educativo. Me llamó la atención el llamado enérgico que hicieron los muchachos exigiendo a las autoridades de ambos niveles de gobierno, que debe apresurarse la aplicación de los recursos y que realicen obras de calidad que les permita tener mejores condiciones de estudio, lo que prueba que están interesados en tener una educación de excelencia que los forme como hombres y mujeres que el día de mañana pongan sus conocimientos al servicio del pueblo trabajador.

También en esta semana que terminó, recibí la noticia por parte de la Dirección Nacional del Movimiento Antorchista que se logró la firma de otro convenio con la Secretaría de Hacienda y que en breve llegarán otros 15 millones de pesos para obras en beneficio de los nayaritas, de los cuales una buena parte se aplicarán para mejorar la infraestructura de otros planteles educativos: 4.5 millones para el Jardín de Niños “Margarita Morán Veliz” y la primaria “Manuel Serrano Vallejo”, ubicados en la colonia La Antorcha en la zona de La Cantera; 950 mil pesos para la segunda etapa del Telebachillerato de la comunidad del Refugio y 450 mil pesos en la secundaria de El Floreño, todas ellas del municipio de Tepic, y 1.9 millones de pesos para la construcción del Telebachillerato de la comunidad de Boca de Camichin, en el municipio de Santiago Ixcuintla. Con ello se demuestra que somos la organización social que en el estado logra más recursos para que nuestra niñez y juventud tengan mejores condiciones de estudio.

Pero, mientras nosotros hacemos el mejor de nuestros esfuerzos, éste no se corresponde por parte de las instancias educativas del estado; para muestra doy tres ejemplos donde las autoridades se han mostrado insensibles, sin omitir que para cumplirse se requiere un mínimo de voluntad y muchos menos recursos que los que hemos logrado como organización: 1.- La Dirección de Educación Media Superior se comprometió a entregar la clave del Telebachillerato “Amado Nervo” desde el mes de septiembre, y a pesar de no comprometerse ni a construir ni a equipar el centro educativo, y menos a pagar a los maestros que ahí laboran, y a pesar de que no implica ningún desembolso de dinero, a entregar la clave, hasta el día de hoy, no se ha dignado. 2.- El Gobierno del Estado, a través del Iprovinay, se comprometió a acondicionar un local provisional para que los alumnos de la primaria “Manuel Serrano Vallejo” puedan tomar clases mientras se construye su escuela de manera definitiva, tampoco lo ha cumplido. 3.- Los estudiantes del Telebachillerato de El Refugio solicitaron la reparación de luminarias y algunos viajes de balastre en la calle de acceso a su escuela, tampoco se ha realizado. ¿Qué demuestra la actitud asumida por el gobierno estatal y sus instancias educativas? Simple y sencillamente, que una cosa son los discursos y otra muy diferente la disposición a cumplir la palabra empeñada. Ante tal conducta, que desgraciadamente se repite a lo largo y ancho del país, que a nadie le sorprenda cuando los jóvenes salgan a las calles a exigir que se cumplan los compromisos, que llevan implícito su derecho a la educación. Y, claro, ahí estarán también, respaldando su lucha, cientos de colonos y campesinos nayaritas respaldando su lucha. Que conste.