Huelga en la UTBB Es leal y son justas las demandas de los trabajadores

**El presupuesto autorizado por la federación, depositado en las cuentas de la universidad y no ha sido ejercido de manera adecuada

ABSURDOS
Rafael Morales D.

Absurdo es un concepto que se refiere al pensamiento irracional y a la conducta extravagante (lo contrario de la conducta considerada como normal o convencional).

Es absurdo que el personal académico y administrativo sindicalizado de los campus de la Universidad Tecnológica de Nayarit (UTN) en Bahía de Banderas y Santiago Ixcuintla continúe en huelga ante la negativa de las autoridades correspondientes para buscar mecanismos de negociación que permitan a las partes solucionar el conflicto y continuar las labores docentes en una universidad que se ha caracterizado por su excelencia académica, lo que ha permitido la formación de profesionistas altamente calificados en distintas ramas del saber y con buenas perspectivas de acceder al mercado laboral.

Es absurdo que, en vez de buscar la solución del conflicto a través del diálogo y la negociación, los directivos de la Universidad Tecnológica de Bahía de Banderas (UTBB) recurran al hostigamiento y la represión en contra de los trabajadores en huelga, con el propósito de hacerlos desistir y que acepten las condiciones que pretenden imponer en el Contrato Colectivo de Trabajo.

La huelga es legal, pues fue autorizada por la Junta de Conciliación y Arbitraje, y a pesar de que las autoridades de la UTBB interpusieron un recurso de suspensión ante el Juzgado de Distrito, el juez lo desechó por improcedente, pues las demandas de los trabajadores son justas y existe un presupuesto federal autorizado y depositado a la universidad que no se ejerce como debe ser. Por ejemplo, están autorizadas 49 plazas de tiempo completo, categoría C, y solo hay 35 profesores, por lo que no se ejercen 329 mil pesos mensuales, lo que anualmente representa 3 millones 900 mil pesos; así mismo, están autorizadas 98 plazas para profesores de asignatura, con un sueldo promedio de 8 mil 665 pesos mensuales, de las cuales se utilizan solo 60, por lo que tampoco se ejercen otros 3 millones 900 mil pesos anualmente; también, están autorizadas 15 secretarias de jefes de Departamento, con un sueldo de 6 mil 800 pesos mensuales, que no han sido contratadas, lo que significa un ahorro mensual de 98 mil 205 pesos, que anualmente representa 1 millón 113 mil pesos. En total, considerando la prima vacacional y la gratificación anual, son aproximadamente 10 millones 500 mil pesos los que no se están ejerciendo.

Por lo expuesto en el párrafo anterior, es posible concluir que, en el caso específico de la UTBB, el sobado argumento utilizado por las autoridades de esta institución en el sentido de que no hay dinero para satisfacer algunas demandas económicas del personal académico es improcedente, pues el presupuesto autorizado por la federación ya fue depositado en las cuentas de la universidad y no ha sido ejercido de manera adecuada, por lo que es inminente el cuestionamiento sobre el destino de estos recursos y, obviamente, procede una investigación a fondo para deslindar responsabilidades.

Mientras se resuelve este conflicto, los más afectados son los estudiantes, la mayoría de los cuales se esfuerza por terminar su preparación académica para estar en condiciones de incorporarse al mercado laboral con buenas perspectivas, pues los egresados de la UTBB tienen una sólida formación profesional y en Bahía de Banderas hay muchas posibilidades de encontrar un empleo bien remunerado que les permita desarrollarse plenamente.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *