Hay muy pocos dirigentes cómo Águeda: El Pollo

Ahuacatlán
Ahuacatlán//Francisco J. Nieves
Combatiente, férrea defensora de los derechos de los trabajadores, indoblegable, firme y con una capacidad de liderazgo indiscutible, fueron algunos de los calificativos que emitió el secretario general de la Sección II del SUTSEM, Luis Antonio Chávez Partida, en alusión a la dirigente estatal de este sindicato a nivel estatal Águeda Galicia Jiménez.

La opinión de Luis Antonio surge como consecuencia de la reciente reelección de la señora Águeda, quien por enésima ocasión permanece al frente de este sindicato por otro período más y pese a las críticas de sus adversarios políticos y de un buen sector de la sociedad.

En ese sentido, el líder de los burócratas en Ahuacatlán comentó que “siempre es importante contar con un dirigente que en verdad se preocupe y luche por los trabajadores y durante el tiempo que ha estado al frente de nuestra organización, la señora Águeda ha demostrado lealtad y un constante empeño para que los derechos de los agremiados sean respetados por las autoridades en turno”.

Dijo que mientras Águeda Galicia continúe bajo esa mística de lucha, los trabajadores siempre estarán apoyándola; “y cuantas veces sea necesario, ahí estaremos con ella”, acotó.

En cuanto a los cuestionamientos que a la señora Águeda se le han hecho por su prolongada permanencia al frente del SUTSEM –Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios–, Luis Antonio Chávez –conocido por muchos como “El Pollo”– recalcó que esto se debe a que no ha surgido hasta ahora otro dirigente de la talla de esta mujer.

“Es fácil criticar cuando se está afuera –añadió- y no cuando te encuentras al frente de una agrupación como ésta. Es una batalla día a día para buscar el beneficio de los agremiados, pero los que están atrás recibiendo los beneficios tienen la “gracia” de estar apedreando sin conocer lo que es la verdadera lucha por la defensa de los trabajadores; pero dirigentes como Águeda hay pocos”, subrayó.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario