ESTÁ DE REGRESO

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

ESTÁ DE REGRESO
Después de casi 6 meses de convalecencia, como consecuencia de una delicada intervención quirúrgica, reapareció en escena el licenciado Trinidad Espinosa Martínez, destacado docente de la Universidad Autónoma de Nayarit, analista político y experimentado asesor en el Congreso del Estado.

El diagnóstico que se me hizo es que tendría que pasar un año para su completa rehabilitación, pero, como está hecho de buena madera, ya se reportó listo para integrarse a sus actividades.

Claro que deberá hacerlo gradualmente y no de lleno como él quisiera, pues es hombre de trabajo y por lo tanto incapaz de mantenerse inactivo cuando siente que ya tiene energía para seguir aportando sus amplios conocimientos. Bienvenido maestro a los días de reconfortante productividad.

BELLOS RECUERDOS
Todavía en el gobierno anterior se veía el enorme compromiso de quienes llegaban a la titularidad del área estatal de Fortalecimiento Municipal.

Cómo olvidar a un Luis Alberto Acebo Gutiérrez que como coordinador convocaba a múltiples reuniones para que en ellas los presidentes municipales plantearan sus demandas, sobre todo en el tiempo que se acercaban las discusiones para el tema presupuestal.

Con el acomodamiento de Acebo, al igual que con otros gobiernos de más atrás, los alcaldes hacían sus propuestas para que desde la coordinación se les orientara sobre cuáles de ellas eran viables.

Ahora lo que se puede decir es que este tipo de trabajo ha quedado en bellos recuerdos, cuando menos mientras a quien le toca se encarga de desmentir esta nada mal intencionada apreciación.

ASÍ POS CÓMO
En varios negocios de la zona centro de Tepic hay pancartas donde los dueños se manifiestan en contra del proyecto de arreglar banquetas y vialidades, argumentando que un cierre temporal a la circulación los llevaría a la ruina.

Varias de estas pancartas se aprecian por la calle Veracruz, en el tramo de la calle Hidalgo hasta la avenida Allende, donde no es fácil distinguir si se trata de una parte del centro histórico o una zona de guerra.
No sean gachos ni Contreras y mejor den las gracias porque ahora sí el gobierno invertirá para el embellecimiento de su zona, lo cual a la postre les servirá bastaste para darle plusvalía y más clientes a sus negocios, que llegarán a ellos sin el riesgo de partirse la jeta por las chuecuras de las calles y banquetas.

Secreto a voces: Dicen que, sin enemigos al frente, los zancudos ganan terreno en colonias, barrios y fraccionamientos residenciales, dispuestos a partirles su mandarina en gajos a todos los que se les pongan de modo, ya sea con el dengue o la chicongunya que son las enfermedades que trasmiten por medio de sus picaduras.