Esperemos que se despejen varias dudas

CON PRECAUCIÓN
Por Sergio Mejía Cano

Pues ya estamos en el nuevo año 2019 y con muchas esperanzas para la mayoría de los mexicanos de que en verdad sea un real cambio de régimen y que se compongan muchas de las cosas que tanto nos han dañado. Ahora se espera que el salario mínimo aunque sea un poco, rinda un poco más; pero lo primordial es que ya no aumenten los precios de la canasta básica.
Entre las expectativas generadas están también la generación de empleos y desde luego que ya no haya estudiantes rechazados en las universidades, porque entre miles de jóvenes hay mucho potencial que no se aprovecha precisamente por la falta de oportunidades para estudiar tanto por no aparecer en listas así como por no contar con recursos económicos para ingresar a alguna de las tantas universidades privadas que han proliferado debido a esa falta de cupo de la mayoría de las nuevas generaciones que han estado esperanzadas a continuar sus estudios.
El Sector Salud está muy deteriorado, por lo que médicos y enfermeras esperan también se les resuelvan lo más pronto posible lo que respecta a la capacidad de atender a la población teniendo a mano los implementos necesarios para poder atender con prontitud los males de quienes se presentan ante los institutos de Salud esperando una atención digna y expedita; pero también y de inmediato, la resolución al pago de quincenas atrasadas, porque si bien hay personas en este Sector de Salud que por vocación atienden sin miramientos a quienes necesitan de sus servicios sin esperar nada a cambio, también los hay quienes son mercantilistas de la Salud que no atienden a nadie si no ven que sus servicios van a ser remunerados económicamente.
Y desde luego en el Sector Educativo, también se espera que haya resolución a sus demandas laborales, sobre todo en varias universidades del país, en donde desde luego la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) no es la excepción, ya que se ha documentado que esta universidad nayarita está pasando las de Caín debido a la falta de recursos económicos para poder atender las necesidades más prioritarias tanto del personal académico como de su planta laboral.
Sin embargo, a nivel federal ahora está en el ajo la resolución inmediata respecto a la desaparición de la señora Martha Érika Alonso Hidalgo y su esposo el senador Rafael Moreno Valle Rosas, porque desde luego los detractores de la neo administración federal encabezada por el jefe del Ejecutivo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se han dado a la tarea de incriminarlo desde luego en este extraño accidente; extraño porque de acuerdo a varios analistas este supuesto accidente muestra varias inconsistencias referentes al mismo, como un fuselaje algo diferente, así como la desaparición de los cuerpos que fueron recogidos de inmediato así como su cremación a pesar de que literalmente ya estaban cremados precisamente debido al mismo accidente y un largo etcétera de inconsistencias que desde luego corresponderá a las autoridades encargadas del caso esclarecer completamente para disipar todas las dudas posibles.
Y esto de que haya mentes que de inmediato atribuyó este accidente de los poblanos a la nueva administración federal no es nada nuevo, porque a falta de información inmediata y veraz, mucha gente desde luego lo da por sentado de que es algo por cuestión política o simple y sencillamente para denostar a alguien en sí, como cuando sucedió el asesinato del conductor de televisión Francisco Stanley el 7 de junio de 1999, en donde desde luego los comunicadores de Televisión Azteca se dieron a la tarea de denostar a la administración del entonces neo jefe de Gobierno del Distrito Federal, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, acusándolo de que por la inseguridad latente que se vivía en el entonces DF había sucedido este fatal asesinato; sin embargo, y como se dice coloquialmente de que la verdad siempre sale a flote como una gota de aceite en el agua, con el tiempo se aclaró y documentó la verdad de los hechos; así que ahora con este desaguisado de la desaparición de los cuerpos de los esposos que, se dice, mantenían un cacicazgo de años en Puebla, pronto se llegue a una conclusión satisfactoria para todos los mexicanos en donde no queden dudas de lo que en realidad sucedió en estos hechos tan misteriosos.
Y de acuerdo a algunos analistas, lo que preocupa en verdad a varios poblanos, es que no esperaban que AMLO recurriría a instancias internacionales para verificar el cómo ocurrieron estos hechos en el accidente de los caciques poblanos.
Sea pues. Vale.