EL MIEDO Y EL TEMOR YA ESTÁN INYECTADOS EN GRAN PARTE DE LOS MEXICANOS

CON PRECAUCIÓN
Sergio Mejía Cano
El señor Raymundo Riva Palacio dijo en el programa de Tercer Grado de Televisa el pasado miércoles 11 del presente mes que: “Los gobiernos deben incluso de elevar el sentido de alerta, sí, porque tienen que inyectar miedo en la población, porque la única manera como pueden tomar a cabo acciones que pueden ser radicales, dramáticas en generar el miedo…”.

A mi parecer dijo estas palabras como si él estuviera en el Limbo mirando de lejos la situación del mentado coronavirus, pues se tiene que asustar a la población de la que posiblemente este señor se siente muy aparte; y más porque el miedo ya está presente en gran parte de los mexicanos, sobre todo de los que se dejan ir con la finta de la información oficial tanto de lo que está pasando en otros países como ya en el nuestro en donde cada día aparece información de que cada día aparecen personas contagiadas, que ya apareció un infectado aquí, otro allá y dos más acullá y ahí vienen más aún. Así que el miedo ya ha hecho presa de algunas personas que se han lanzado a las tiendas para hacer compras de las que se dice son de pánico.

Sin embargo, si bien el señor Riva Palacio adujo que hasta ese día el Gobierno Federal no había estado haciendo nada, debido a toda la información tanto en los medios como en redes sociales y hasta en la conferencia matutina en donde el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell ha estado diciendo que el coronavirus, ahora denominado “Covid-19” llegaría a nuestro país en la segunda mitad de marzo, tal y como si se estuviera midiendo el avance de un huracán, como si estuvieran monitoreando este virus identificándolo como una mancha que viene por el aire a tantos kilómetros de velocidad y que debido a esto pronto llegará a nuestro país. Pero el mismo subsecretario López Gatell ha insistido en que hasta ahora las personas contagiadas son de las que han llegado a nuestro país de otras partes y no se han detectado contagios internos.

Sin embargo, y a pesar de que no se ha inculcado el miedo tal y como lo afirma el periodista Raymundo Riva Palacio, con la información en los medios, redes sociales y en la misma conferencia matutina, ha bastado para que mucha gente ya esté pensando en que muchos vamos a desaparecer de este planeta.

Y a propósito de las redes sociales, en ellas han comenzado a aparecer, como siempre videos o informaciones que bien podrían ser noticias falsas o en determinado caso ser verídicas, y esto por las declaraciones de un alto ministro de China en que mediante una información señala que posiblemente el coronavirus haya sido introducido a China por soldados gringos, acusación que para nada gustó al gobierno gringo; pero también desde que dio inicio todo este desgarriate del coronavirus, en algunos medios se manejó que el virus se les escapó a unos científicos chinos de un laboratorio que está precisamente en la ciudad china en donde comenzó todo; pero otras informaciones afirmaban lo contrario: que el virus había sido creado y modificado en un laboratorio gringo o sea, echándose la bolita entre estos dos países.

Lo curioso es que si todo comenzó en China, este país asiático aparentemente ya no representa el peligro que se dijo en un principio, sino que ahora se señala a Europa como el epicentro del mal, por lo que se informa que Italia y España son de los países más afectados, qué curioso ¿no?

Y en cuanto al señalamiento de Riva Palacio, ¿qué más miedo para gran parte de la población mexicana que el haber cancelado todo tipo de espectáculos masivos? Y aquí en Tepic se ha dicho que este lunes 16 queda suspendida la tradicional Feria Tepic 2020, en donde al parecer quienes se verán más afectados serán los comerciantes que llegaron a ofrecer sus productos y mercancías. Así que todo esto ha generado una especie de psicosis entre la gente más susceptible, porque de que la hay, ¡claro que la hay! He ahí a muchas personas con su cubre-bocas creyendo quizás que con esto ya la libraron a pesar de que muchos médicos y analistas han confirmado que para las personas sanas esto de cubrirse la boca con un trapo podría ser más perjudicial que benéfico.

Y ahora que se anuncia que se suspenderán las clases en todos los niveles educativos durante prácticamente un mes, el temor en contra del mal le llegó a más mexicanos, pues es lógico pensar que si se suspenden espectáculos y las clases, da la impresión de que sí nos llegará esa infección, aunque existan varias dudas al respecto, tal y como aconteció en aquella farsa del H1N1 del 2009.

Sea pues. Vale.