EL MENSAJE ES CLARO

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas


La propuesta de integrar el tema de las candidaturas comunes en la reforma a la Ley Electoral, es un claro mensaje dirigido a los partidos políticos que no tienen considerado terminar con sus guerras intestinas, y menos organizarse para servir a los ciudadanos.

La mayoría de los que tienen años construidos han sufrido un grave desgaste, pero lo mismo le está pasando al que llegó al gobierno federal con un amplio respaldo en las urnas.

La ciudadanía se da cuenta de la intención que tienen todos de agenciarse candidaturas, sin tomar en cuenta a la base militante, y pues ya hubo quien se puso vivo e intentará capitalizar las inconformidades.

Eso de juntar cuadros de diferentes partidos que se sienten relegados es muy buena idea, la cual puede reforzarse si a la hora de tomar acuerdos se van con aquellos que traen mejores números para lanzarlos como candidatos.

Los partidos hablan de alianzas, pero el futuro de esta idea no se ve provisorio, pues se trataría de juntar la poca fuerza que les queda y con el inconveniente de verse obligados a postular a siempre los mismos.

Las estrategias pues empiezan a tomar forma y ya es tiempo, porque dentro de pocos meses la reforma electoral deberá estar lista, para ser aprovechada por los listos que ya no creen en los partidos.

Como decía al principio, el mensaje es claro, y pues dependerá de los mismos partidos salvarse con reconsideraciones que abonen realmente a la unidad y a la vocación de servicio.

Si no les cae el veinte ahora, seguramente habrán de lamentarse cuando los votos se empiecen a contar.

En los partidos, no lo olviden, tienen que saber de lo importante que es contar con la mayoría, sobre todo en el espacio donde se aprueban las leyes.

SECRETO A VOCES: Dicen que no se le puede apostar únicamente al desgaste de Morena, cuando lo que más se necesita es mostrarse ante los ciudadanos como una buena opción.