Economía Argentina

Paula Hernández Rosas

Argentina es un país sudamericano que tiene gran incidencia en la política internacional y la situación económica de la región. Sin embargo, en los últimos años, Argentina ha sufrido una serie de complicaciones en su economía, el cual tiene muchas causas y varias consecuencias. En las últimas semanas, el problema se ha hecho todavía más presente con indicadores muy desfavorables para el país.

Durante más de 10 años, el país estuvo dirigido por Néstor Kirchner y luego, tras dejar la oficina y fallecer, su esposa también resultó electa para ser la presidenta del país. La crisis económica en el gobierno de Cristina Fernández cada día se fue acentuando más. Los precios subieron y la presencia del Fondo Monetario Internacional creó el descontento del pueblo argentino.

En el pasado mes de octubre, el nuevo gobierno de Mauricio Macri, quien alguna vez fue presidente del famoso club de futbol Boca Juniors, se topó con una tasa de inflación que rebasaba inclusive las que tenían en la era de los Kirchner Fernández. El peso argentino perdió su valor en más del 40% con respecto al dólar de tal forma que los precios de los artículos diarios también subieron en cuestión de días.

En una entrevista en el diario El País, Roberto Cardarelli, economista del Fondo Monetario Internacional, afirma que la economía de Argentina se encuentra en un periodo difícil y que “tocará fondo” en este último trimestre del año y podrá recuperarse cerca de los mediados del 2019. Otro dato del artículo señala que “se trata del peor dato mensual desde abril de 2016, cuando Mauricio Macri aprobó el primer tarifazo en gas, agua y combustibles”.

Los préstamos del Fondo Monetario Internacional parecen volver, pero muchas personas argentinas están escépticas, pues culpan al organismo internacional de provocar la crisis económica que sufrieron en el año 2001.

El panorama pinta complicado para el país argentino, pues Macri no goza actualmente con el apoyo incondicional de los ciudadanos, quienes demandan mejores condiciones de vida y precios más accesibles. El reclamo ha llegado a provocar en los trabajos de carácter público, como los maestros, huelgas en todas las provincias. Habrá que esperar para ver en qué termina todo este caos.