DUELO DE ESTRATEGIAS

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas


Es indudable que el hoy presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aprendió muy bien el arte de atraer los reflectores, luego de muchos años de mantenerse como opositor de un régimen al que finalmente le pudo arrancar el poder. Seguramente por ello hace el juego de las equivocaciones calculadas, de las cuales él mismo se encarga de hacer aclaraciones, mismas que son muy aplaudidas por sus muchos seguidores, estén o no dentro de la lógica política o Institucional.

Es su estrategia, mientras las de sus actuales opositores, es estarlo atacando por cada movimiento que hace, sin que muchas de las veces logren convencer a los destinatarios de sus crítica. Pero como sea, no dejan de hablar de él.

Viendo las cosas de esta forma, entonces en este duelo quien lleva las de ganar es López Obrador, quien actúa tranquilamente convencido de que el pueblo de México está muy dolido con las fuerzas políticas que ahora militan en la oposición.

DEBEN DE ENTENDER
Si la desventaja es de los opositores, como regularmente sucede, entonces éstos deben entender que su estrategia es equivocada y más aún, que es necesario que cambien sus prácticas para que el pueblo vuelva a creer en ellos.

Por ejemplo, para ellos será mortal si en los procesos electorales continúan repartiendo las candidaturas entre los amigos y familiares de los dirigentes y dueños de cada partido, para como siempre, mandar a la guerra a las militancias que ya no aceptan como sea que los pongan a trabajar para que ganen los mismos de siempre.

Peor aún si se dan el lujo de desde la lona tratar de imponer en las candidaturas plurinominales a los que nunca han trabajado, o que no tienen el perfil para tener una representación en un cargo de elección popular.

De la forma en que pueden salvarse es que jueguen lo más limpio posible, porque si siguen igual, es decir, ignorando a los verdaderos militantes y siendo los principales promotores de quien los ha derrotado, lo único que estarán asegurando son más derrotas.

Secreto a voces: Dicen que a estas alturas y por los resultados de los últimos años en materia electoral, se puede asegurar que el pueblo ha aprendido más que los partidos políticos.