Destaca Alejandro Chavarín por su labor altruista en Compostela

  • Me gusta ayudar al desvalido, no pienso en otras cosas —sostuvo— y lo seguiré haciendo en la medida de mis posibilidades, tocando puertas para lograrlo

Compostela//Antonio Siordia (Donkey)
Sorprende a propios y extraños la figura de Alejandro Chavarín Caro por las acciones humanistas que continuamente realiza fuera del contexto político, pero efectuadas con el corazón, porque le nace hacerlo y le gusta servir a la gente, sobre todo a los adultos mayores.

Cabe decir que no son pocos los que reconocen su excelsa generosidad y su dinámica de gestoría que impulsa con el simple objetivo de dar un poco de alegría y ayudar al niño, al adulto y a la familia humilde, así es Alejandro Chavarín Caro, “El Cuate”.

Pocos Jóvenes hacen lo que Alejandro; y son pocos también los que abren su corazón para ayudar al necesitado, y él lo hace gestionando apoyos y otros beneficios, sin vanagloriarse, porque es gente humanista, sencilla, con grandes valores y solamente hace lo que le indica su ser: Ayudar a los humildes y continuar haciéndolo fuera del contexto político, pero sí, pensando en la gente.

Con ese interés, el joven gestor oriundo de Carrillo Puerto constantemente se desplaza hacía las comunidades de la parte alta de Compostela a efecto de llevar un poco de ayuda a quienes menos tienen, acciones que lo convierten en uno de los principales promotores de las causas sociales en esta región y de ello quienes le conocen hablan bien de su postura

Vale decir que Chavarín Caro se ha distinguido no solo por tener muchos amigos, sino por su labor altruista que realiza sin ningún interés político, no como sucede con otras personas, pues continuamente se le ve ayudando a gente con discapacidad, niños y adultos mayores, a quienes les gestiona apoyos de medicina, exámenes clínicos u otro tipo de atención que requieren.