DEPRESIÓN ESTACIONAL ES MÁS FRECUENTE EN MUJERES: IMSS

  • El Instituto atiende a los pacientes con síntomas de depresión mediante estrategias ocupacionales dentro del programa de pacientes referidos

Tepic//Ricardo Romero
En esta temporada se presentan más casos de depresión estacional, que se manifiesta con pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades, anergia, hipersomnia, incluso, ideas suicidas, advirtió la psicóloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nayarit, Ana Lilia Rivas Gutiérrez.

Informó que la depresión se ubica dentro de los trastornos afectivos que en algunas ocasiones tiene un patrón de temporalidad, debido a que en invierno la cantidad de luz solar disminuye y ello afecta la producción de la hormona melatonina en nuestro cuerpo, que a su vez se relaciona con otros neurotransmisores cerebrales, como es la serotonina (hormona que se encarga del estado de ánimo).

“La depresión invernal un problema multifactorial; es decir, este fenómeno es más común en países nórdicos y más frecuente en mujeres, aunque en algunos casos existe mayor susceptibilidad o riesgo, por ejemplo si ha habido antes este padecimiento”, explicó la especialista en psicología del IMSS.

Rivas Gutiérrez señaló que para contar con elementos de diagnóstico de este padecimiento, es necesario que el paciente presente los síntomas depresivos por más de dos semanas, y desde luego en caso necesario el uso de fármacos prescritos por el médico especialista, además sesiones terapéuticas.

Puntualizó la psicóloga que este fenómeno estacional se acompaña de alteraciones en la alimentación: se ingiere mayor cantidad de carbohidratos y se eleva la sensación de apetito. En la entidad se presenta un incremento en esta clase de enfermedades hasta del 30% en temporada invernal.

“El grupo de edad de las mujeres, en proporción de tres por cada hombre, es el grupo de edad que presenta con más frecuencia alteraciones en el estado de ánimo. Así mismo, en cuanto a grupo de edad, a cada vez se presenta en edades más tempranas, pero prevalece en los jóvenes de los 20 a 35 años, aunque no hay que olvidar que el adulto mayor es el más susceptible, sobre todo aquellas personas que se encuentran solas o no tienen algún familiar cercano”, señaló la especialista.

Añadió que en los meses de diciembre y fin de año “estamos más susceptibles emocionalmente y no forzosamente se trata de una depresión, por ello solucionar los problemas pendientes, fortalecer la autoestima, tener un mayor acercamiento con nuestros seres queridos, así como expresar nuestras emociones, dar y recibir el amor en diferentes formas, son actitudes que nos ayudarán a sentirnos mejor”.
En ese sentido, Ana Lilia Rivas Gutiérrez destacó que el IMSS a través de los Centros de Seguridad Social (CSS) y dentro del programa de pacientes referidos, atiende a los pacientes con síntomas de depresión mediante estrategias ocupacionales, en distintos talleres de estilos de vida saludable y prácticas de activación física.

La Jefa del Departamento de Prestaciones Sociales del IMSS recomendó a quienes presenten un cuadro depresivo en esta temporada, acudan con un especialista en psicología o psiquiatría para ser valorados, pues no hay que olvidar que la depresión es una enfermedad, no una actitud que uno decida tener.