Conjeturas: CANDIDATO INDEPENDIENTE A LAS PUERTAS DE UN GOBIERNO MUNICIPAL

Por Francisco Cruz Angulo

Para sorpresa del Instituto Estatal Electoral (IEE) el popular cantante de música grupera Ernesto Pérez, cuyo nombre artístico es “El Chapo de Sinaloa”, presentó más de 18 mil firmas avaladas con copias de credencial de elector que apoyan las aspiraciones del popular cantante a la Presidencia Municipal de Bahía de Banderas por la vía independiente. Casi las mismas firmas que exige la ley electoral para competir a la gubernatura del estado por la vía independiente.

De inmediato me vino a la mente la exitosa campaña electoral que realizara el futbolista Cuauhtémoc Blanco que lo llevó a la Presidencia Municipal de Cuernavaca, Morelos, postulado por el  Partido local Socialdemócrata en las pasadas elecciones estatales del 2015.

¿Por qué razones los ciudadanos son cautivados por personajes del espectáculo cuya mayor virtud es la de ser muy populares sea por su fama como buenos cantantes o  excelentes futbolistas?

La primera causa es el hecho que la gente ya no cree en la clase política que utiliza los cargos públicos para engrosar sus chequeras personales.

En el caso de Bahía de Banderas desde que fue creado como municipio libre y soberano presidentes municipales priístas y panistas como ave de rapiña vienen despojando de sus tierras a los miles de ejidatarios que vivían en las costas a cambio de ridículas indemnizaciones, incluso algunas de ellas todavía no pagadas.

El municipio de Bahía de Banderas es hoy en día el que recauda cuantiosas sumas de dinero por concepto de impuestos incluso superiores a los que capta el Ayuntamiento de Tepic.

Todas esas riquezas no se han reflejado en mejores servicios en la mayoría de las poblaciones asentadas atrás de la carretera Tepic-Vallarta.

Ante este tipo de gobernantes corruptos parece que en esta próxima elección la gente optará por un candidato que nada tiene que ver con la política con la esperanza que realice un buen gobierno.

Sin embargo, una cosa  es destacar como buen cantante popular y excelente organizador de espectáculos musicales y otra cosa es gobernar a un municipio que exige capacidad administrativa, que conozca a fondo los diversos problemas de las comunidades para encontrar soluciones, que exige permanente diálogo con sus gobernados para escuchar sus demandas cotidianas pensando siempre en el interés general y conocimiento de las normas internas que rigen al gobierno municipal.

¿El Chapo de Sinaloa tiene estas cualidades? Eso no lo sabemos.
Los habitantes del municipio de Bahía de Banderas le estarán dando el beneficio de la duda porque en unas cuantas semanas tuvo la capacidad de reunir más de 18 mil firmas de apoyo a su candidatura.

De concretarse esas firmas en votos el día de la elección El Chapo de Sinaloa (que no de Nayarit) estará en las puertas de entrada a la Presidencia de aquel municipio sureño.
Ojalá y a Bahía de Banderas no le vaya a ocurrir lo que padecen los habitantes de Cuernavaca desde que el futbolista Cuauhtémoc Blanco ganó la Presidencia Municipal.

Hoy ese popular personaje por falta de oficio político está peleado con todo mundo. Su administración es un caos. A diario tiene que librar demandas en los juzgados civiles y mercantiles. Carece de sensibilidad social para gobernar y ha tomado al Ayuntamiento como dador de empleos para miembros de su familia. En otras palabras, administra al Ayuntamiento como si fuera una empresa de su propiedad.

Este es el riesgo que podrían enfrentar los habitantes de Bahía de Banderas si no emiten un voto razonado y en cambio se dejen llevar por la popularidad del cantante grupero originario de Badiraguato, Sinaloa.

SE MODERNIZA EL INSTITUTO ESTATAL DE CANCEROLOGÍA
Desde esta columna he cuestionado la insuficiencia de equipo médico-hospitalario y la falta de medicamentos en el Hospital General de Tepic. Incluso el relajamiento disciplinario en esa institución en estos últimos meses cuando el personal médico y hospitalario hace lo que se le pega la gana y trata con despotismo  o negligencia a quienes concurren en busca de atención médica.

Empero, es justo reconocer que los servicios médicos-hospitalarios que ofrece el Instituto Estatal de Cancerología son de lo mejor. Gracias a que su directora Amelia Rodríguez Trejo mantiene con mano férrea para que todo el personal atienda con prontitud a cientos de mujeres, niños y adultos que padecen cáncer. Cuando son de escasos recursos el seguro catastrófico cubre todos los gastos de cirugía, biopsias, diagnóstico de imágenes, quimioterapia y radioterapia y gran parte de los medicamentos adicionales. Gracias a ese seguro catastrófico se han salvado cientos de niños, mujeres y adultos que padecieron esa terrible enfermedad.

Por último, hay que agregar que en días pasados arribó a ese instituto de cancerología un moderno mastógrafo y un tomógrafo que mejorará la calidad de diagnóstico. Nuestro reconocimiento a esa institución.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *