CON PRECAUCIÓN: UNA BUENA OPORTUNIDAD

Sergio Mejía Cano

El presidente municipal de Tepic, Francisco Javier Castellón Fonseca, ha anunciado una buena oportunidad para la planta laboral de la policía municipal, al dictaminar que sustentarán exámenes de capacidades y conocimientos para ascender dentro de la corporación, hecho que en lo sucesivo evitará que buenos elementos sean brincados para favorecer a otros por amiguismo o compadrazgos y hasta por lambisconería.
Se entiende que en esta corporación policiaca haya niveles al decir que hay policía primero, segundo, tercero y al parecer simple policía;  pero lo que no se entiende es la diferencia en salarios y prestaciones debido a que existe la máxima de que a trabajo igual, salario igual. Obvio que la diferencia de sueldo podría derivarse de las funciones de cada quien y desde luego de categoría; sin embargo, ya en el terreno cruel de prevenir delitos,  perseguir criminales, apresar delincuentes, investigar, hacer rondines, etcétera, se supone que ya llevan el mismo riesgo y desde luego que ponen en peligro su vida con el simple hecho de portar un uniforme policiaco, ya que delincuentes y criminales de todo tipo no se fijan ni se ponen a pensar en si son policías primeros, segundos, terceros o simplemente policías cuando de zafarse de ser aprehendidos se trate y con la posibilidad de que salgan lastimados de una u otra parte o de ambos lados.
Desde luego que este sistema de que tengan que sustentar examen los elementos policiacos para obtener ascensos es buena señal tanto para los mismos policías como para la población en sí, ya que cuando un elemento es ascendido debido a que es barbero, lambiscón y lame-botas, éste suele resultar ser abusivo al sentirse protegido por quien lo promovió para su ascenso, por lo que no nada más se podría sentir superior a sus congéneres sino hasta de la ciudadanía, claro que solamente con la de a pie, contra Juan Pueblo, porque ante gente pudiente lo más seguro es que nada más incline la cabeza mostrando sumisión ante el poderoso; y la altanería la reserve para ponerla en práctica como con la que suele comportarse contra el resto de la población.
Ojalá y estos exámenes que le serán aplicados a los policías contengan preguntas básicas sobre conocimientos elementales sobre nuestra Carta Magna, sobre todo del artículo 16 y demás que atañen a las garantías individuales y de derechos humanos, así como los de la libertad de expresión, la libre exposición de las ideas, así como el derecho a la libre manifestación en forma pacífica y que se les haga ver y comprender que no están bajo ningún motivo o circunstancia por encima de la población, que nadie es culpable  hasta que se le demuestre; que no se debe de recurrir a la violencia física a menos que sea absolutamente necesario e inevitable. Y por supuesto, que no se sientan incómodos cuando -sin estar estorbando o entorpeciendo sus labores- alguien los está filmando, porque si están actuando de acuerdo a sus obligaciones y responsabilidades y conforme a Derecho, no tienen por qué incomodarse o molestarse.
Así que enhorabuena por esta buena decisión del señor Castellón Fonseca, porque así existe que asciendan quienes lo merecen dentro de las filas policíacas y no nada más puros favorecidos que probablemente ni la vocación policial tengan. Porque se han dado casos de individuos que tienen la plena convicción de que ser policía es contar con el derecho de hacer lo que quieran sin tener que acatar las leyes que están obligados a cumplir y hacer cumplir. He ahí varios choferes de patrullas que se pasa un semáforo con luz roja sin haber necesidad, y que hasta se dan vuelta en “U” sin traer códigos ni sirena abiertos, que no van a ningún operativo, sino que simplemente porque se creen con ese derecho sobre la población. Así que ojalá y en las hojas de los exámenes esté la leyenda con letras grandes y resaltadas que digan: Nadie por encima de la ley, y menos la policía. Ojalá.
Sea pues. Vale.

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *