CON PRECAUCIÓN: EL CUENTO DE FRIDA SOFÍA

Sergio Mejía Cano

Pues ahora resulta que el caso de la supuesta niña atrapada bajo los escombros del colegio Rébsamen ha sido un borrego que se le atribuye a una de las televisoras a nivel nacional. Al descubrirse lo anterior ya no sirven ninguna de las justificaciones que da la televisora a través de sus mismos informadores que durante diez horas estuvieron trasmitiendo sobre lo mismo, tal vez con alguna otra intención porque su información se basó únicamente en el aparente rescate de esa niña que jamás existió, dejando de lado lo que acontecía en otras partes tanto de la misma ciudad de México como de los estados de Morelos, Puebla y por supuesto del sur del país.

Al parecer esta televisora no se ha puesto las pilas de que ahora con las redes sociales es ya prácticamente imposible tratar de ocultar hechos y circunstancias que acontecen debido a que la mayoría de los ciudadanos se convierten en un instante en una especie de reporteros ciudadanos. Ahora para tratar de calmar los ánimos de indignación por la mala forma de comportamiento informativo de la televisora, ésta misma dice que si bien no es una niña con el nombre de Frida Sofía, sí es una mujer la que está bajo los escombros aún con vida; pero de nada le ha servido ya esta justificación a la televisora que quién sabe por qué o para qué dio esta falsa información que, obviamente al descubrirse aumentó su desprestigio en cuanto a credibilidad, porque si de por sí ya estaba muy quemada, ahora con este cuento más parecido a una telenovela, ha quedado peor que la gente bajo los escombros. ¿Qué acaso no sería el reflejo de la misma televisora que pedía auxilio por estar ya literalmente sepultada en cuanto a credibilidad y quería ser rescatada la televisora misma reflejándose en esa supuesta niña Frida Sofía?

Obviamente, a las pocas horas que se informó sobre esta niña, comenzó a crecer la sospecha en varias personas e incluso entre las autoridades al ver que pasaban las horas y no aparecían los padres de esta niña preguntando por ella o ayudando en las tareas de rescate, y tampoco ningún otro familiar en caso de que los supuestos padres de la niña también hayan quedado atrapados en su vivienda o en algún otro lugar; nadie ni tíos ni ningún otro pariente se hacía presente clamando porque rescataran lo antes posible a esa niña que seguía con vida y a la que ya le habían dado agua a través de un tubo y que hasta había dicho que estaba junto con otros niños bajo una mesa de gran resistencia. Y además, los mismos directivos de ese plantel educativo desconocieron que hubiese alguna alumna con el nombre de Frida Sofía desaparecida, porque las que tenían alguno de esos nombres o conjugados, ya estaban plenamente identificados ya sea a salvo o en algún hospital.

Así que puro cuento. Y esto hace recordar aquél caso de la niña Paulette, en el estado de México, al que se le dio también amplia difusión precisamente en la misma televisora. Una niña que desapareció y que supuestamente fue encontrada hasta varios días después debajo de su propia cama, siendo que aparentemente las autoridades habían removido toda la casa en búsqueda de esta niña Paulette. ¿También sería puro cuento para distraer la atención por algo? Porque jamás se mostró el cadáver a los medios y éstos jamás dijeron el grado de descomposición del cuerpo de la niña ni nada de nada. Algo similar, aunque en diferentes circunstancias: dos niñas que no se encuentran pero dicen que ahí están o estuvieron; Paulette bajo su cama y Frida Sofía bajo los escombros de su colegio. Y así como ahora se sabe que Frida Sofía fue una invención, ¿igual sería acaso la niña Paulette?

Qué se podría creer ya de lo que trasmita esta televisora si distrajo la atención de infinidad de televidentes preocupados por la situación del supuesto rescate de una niña inexistente durante aproximadamente diez horas enfocando su noticia en este inmueble como si hubiese sido el único colapsado en toda la ciudad y además, ya sin tomar en cuenta cómo sigue la situación de los afectados en Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Puebla, Morelos, Veracruz, etcétera; sin informar si ya les llegó la ayuda requerida a todos y cada uno de los sobrevivientes, pudiendo enviar cápsulas informativas sobre los avances del aparente rescate de la niña, pero también informar sobre los demás edificios colapsados que, obviamente es casi imposible creer que hayan estado todos vacíos al momento de venirse abajo, por lo que se supone que la cantidad de víctimas serán más de las que se diga oficialmente.

 

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *