CIRCO MEDIÁTICO

Por Rafael Morales D.

Continúa el circo mediático montado por la denominada “Comisión de la Verdad”, encabezada por Rodrigo González Barrios, en torno al exgobernador Roberto Sandoval Castañeda y el día de ayer fue asegurado por la Fiscalía General del Estado el rancho “El Sueño”, ubicado en Aután, municipio de San Blas, acción derivada de la carpeta de investigación que se integra por la denuncia presentada en contra del ex mandatario estatal por presunto enriquecimiento ilícito.

Al respecto, sin el afán de ser maliciosos, seguramente el agente del Ministerio Público especializado en delitos cometidos por servidores públicos actúa de acuerdo a lo que establece el sistema procesal penal acusatorio. Sin embargo, la información sobre el aseguramiento fue filtrada a los medios de comunicación y ha sido ampliamente difundida, y un asunto que debe tratarse exclusivamente en la Fiscalía General del Estado y, en su momento, en los tribunales correspondientes, se ha convertido en mediático, lo que de entrada contraviene uno de los pilares de este sistema, que es la presunción de inocencia: “toda persona se considera inocente hasta en tanto no se demuestre, en un juicio previo, su culpabilidad”.

Por otra parte, es evidente que este asunto es utilizado con fines electorales, particularmente por el PRD, para tratar de desacreditar a los candidatos del PRI, lo que muestra la calidad moral de los que integran “la Comisión de la Verdad”, que son muy buenos para ver la paja en el ojo ajeno y olímpicamente pasan por alto los pingües negocios que realizaron en la pasada administración municipal de Tepic, donde de la noche a la mañana se convirtieron en prósperos constructores que acapararon la obra pública del municipio, a través de empresas creadas ex profeso.

Si la “Comisión de la Verdad” en realidad busca justicia y no venganza debe dejar a un lado sus afanes protagónicos y permitir que la Fiscalía General del Estado realice los procedimientos que establece el sistema procesal penal acusatorio, y si hay elementos de prueba suficientes, consignar el asunto ante un juez para que, por medio de un juicio, se establezca la culpabilidad o no del ex mandatario nayarita. Si decide continuar ventilando este asunto en los medios de comunicación para utilizarlo con fines electorales, marcará la pauta para pensar que sólo quiere venganza y sacar raja política en el actual proceso electoral, lo que evidenciaría que el PRD y sus candidatos son incapaces de competir en una elección privilegiando las propuestas para solucionar los múltiples problemas que tiene Nayarit, y que le apuestan a la “guerra sucia” para continuar incrustados en la nómina del gobierno federal, viviendo a costillas de los recursos públicos y “negociando” prebendas en lo oscurito.