BRAZOS TORCIDOS

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

BRAZOS TORCIDOS
La manifestación de brazos caídos por parte de los trabajadores de la Universidad Autónoma de Nayarit, más bien parece la consecuencia de una llave aplicada por un rudo luchador.

Hay pronunciamientos a nivel nacional en apoyo a los universitarios, es cierto, pero la realidad los ubica en una posición en la que no pueden disponer de los recursos que por derecho les pertenecen.

En los hechos, da la impresión de ser un sector sometido y no por un gobierno que habla de acciones para salvar a la UAN, sino de líderes que arrastran tremendas colas y que se niegan a soltar prenda, aunque les duela la manita de puerco en forma de reforma.

MUNDO IRREAL
Sentimientos encontrados causan las declaraciones que hace el presidente Andrés Manuel López Obrador en sus mañaneras, pues por un lado abre más puertas de la ilusión cuando asegura que ya se le dio matarile a la corrupción y que ahora nuestro país navega por las quietas aguas del progreso, pero por otro lado, nos abre los ojos para ver que está tratando de llevarnos al irreal mundo en el que vive.

Prueba de esto último es cuando dice que con el Instituto Nacional para la Salud y el Bienestar están resueltos todos los problemas de quienes requieren de atención médica y de medicamentos.

Nada más falso, pues el INSABI lo único que ofrece hasta el momento es un caos que amenaza con enfermar hasta a quienes trabajan en el sector salud, que viven estresados al ver que no hay ni las medicinas, ni el perfil y ni la infraestructura suficiente para atenderlos a todos.

CON MUCHA CHAMBA
Los ahora llamados supervisores de movilidad tienen, aparte de nuevo rimbombante nombramiento, un titipuchal de chamba porque la Ley que los mueve trae un articulado más amplio que aquel que se encargaba de regular la normatividad del tránsito y la vialidad.

Lo bueno es que al frente de ellos está un Luis Alonso Tahuahua González que madruga, para que Dios lo ayude, como él mismo dice, el cual se toma un cafecito desde muy temprano para ya bien despierto meter orden entre los que no quieran sujetarse a las recién desempacadas reglas de movilidad.
Secreto a voces: Dicen que los desacuerdos entre el gobierno y los que trabajan para el Instituto Estatal Electoral, darán motivos para un nuevo pleito, pero también por la falta de billetes.