¡AY MORENA!, TUS HIJOS ADOPTIVOS TE SALUDAN


CON PRECAUCIÓN

Sergio Mejía Cano

¡Acabáramos!, dijera Mafalda en una de sus tiras escritas y dibujadas por su creador Quino. Resulta que poco a poco se están desenmascarando varios de los integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aunque por un lado está bien ya que en un partido debe de haber diversidad de pensamiento y opiniones, y obviamente manifestación de las ideas que tenga cada uno de los integrantes de este movimiento-partido y no como antes que se tenían que guardar su forma de pensar para no incomodar al principal priista o panista e incluso a sus dirigentes de bancada que ordenaban cuando levantar la mano y cuando no.

Queda claro que Morena para engrosar sus filas admitió y sigue admitiendo a quien quiera afiliarse en sus filas sin que la dirigencia morenista ponga reparo en quién es quién, todo con el fin de que Morena sea un partido con muchos integrantes sean como sean tanto en su forma de pensar como de ser.

Primero fue la senadora Lily Téllez quien puso el grito en el cielo cuando colocaron un trapo de color verde en su curul que supuestamente simbolizaba a los legisladores que están a favor de la legalización del aborto; y tal y como si le hubiesen prendido un cohete en salva sea la parte, la señora Téllez se abrió de capa dando a entender su oscuro y antediluviano pensamiento, por lo que de inmediato algunos de sus correligionarios clamaron por la separación de Lily de Morena, aunque ya se aclaró que no puede ser expulsada de donde no pertenece, ya que se ha documentado que si bien la señora en cuestión es senadora y ganó su escaño al haber contendido para ese cargo bajo las siglas de Morena, en sí no pertenece a ese partido, por lo que se podría decir que doña Lily Téllez supo aprovechar su fama mediática y de estar en la mente de mucha gente que la llegó a mirar en la televisión y en las redes sociales para así hacerse de su curul gracias a esa popularidad que tenía en los medios informativos.

Y si bien Téllez ganó varios adeptos por sus cápsulas informativas y aun cuando aparecía como reportera y después como conductora de noticieros televisivos, de pronto su fama se vio un poco mermada por lo que según se dijo en su momento, se le tuvo que armar un montaje en donde aparentemente su vehículo era balaceado y su vida en peligro, para así volver a estar en la mente de varios sectores de la población que tal vez sintió lástima porque había sufrido un atentado debido a la fuerza de sus notas informativas; aunque también se documentó en su momento que posiblemente también haya sido un susto y una advertencia para la conductora tal vez por haberse saltado algunas trancas y tratar de hacer o decir algo indebido y fuera del guión que recibía.

Y fue precisamente que por el contenido de algunas de sus cápsulas informativas que comenzaron a aparecer en las redes sociales que mucha gente se fue con la finta considerándola como un ser pensante y congruente con la realidad del país; pero ahora con sus posturas en el Senado de la República se vio claramente que se desenmascaró totalmente no nada más por su postura ante el aborto, sino porque se quemó feamente con sus declaraciones en contra del asilo que le dio el Gobierno Federal al boliviano Evo Morales, declaraciones con las que Lily Téllez se mostró totalmente como una ultraderechista a ultranza.

Y he ahí a Ricardo Monreal de quien se dice detuvo el avance de la iniciativa para eliminar el outsoursing con el pretexto de que habría que escuchar a la parte patronal al respecto, siendo que en realidad no hay nada que hablar porque ha quedado claro que dicho sistema de subcontratación laboral lesiona claramente los intereses de la clase trabajadora. Hecho que pone en evidencia al señor Monreal como que está más de parte de los patrones que de los trabajadores.

Y ahora salta a la palestra la senadora Soledad Luévano, de Zacatecas y por Morena para variar, lanzando una iniciativa para acabar con la separación Iglesia-Estado, hecho inaudito si se supone que en este partido de Morena que se considera de dizque izquierda, haya salido alguien con tal incongruencia a todas luces retrógradas. Sin embargo, posiblemente esto provenga por la falta de estudio de la historia de nuestro país por parte de esta senadora zacatecana. Aunque se oyen voces que dicen que tal vez esta mal pensada iniciativa haya sido un petardo para ver la reacción de otras facciones de legisladores y desde luego de ciertos sectores de la sociedad; y desde luego tantearle el agua a los camotes.

Sea pues. Vale.