Periodico Express de Nayarit
Inicio

¡Tragedia en Las Vegas enluta a conocida familia de Ixtlán!

2016 / 12 / 07

Ixtlán del Río//Redacción

El luto, el dolor, la tristeza y la desesperación se apoderaron de pronto de la familia Parra Meza tras la tragedia ocurrida la semana pasada, allá en la capital mundial de los juegos, es decir, en Las Vegas, Nevada.

En su hogar se produjo un terrible e inesperado incendio ocasionando con ello el fallecimiento casi instantáneo del señor Ignacio Meza Machuca, mientras que su esposa Plácida Parra y su nieta Jannely habían sido conducidas al área de cuidados intensivos de un hospital, pero ambas también murieron, pese al esfuerzo de los médicos.

La familia pasa pues por una situación bastante complicada, ya que además de enfrentar el luto y el dolor, tienen qué costear los gastos médicos y funerarios. Por eso es que se está solicitando el apoyo de los ixtlenses radicados no solo en el vecino país, sino de aquí mismo de Ixtlán, de donde son originarios.
Porque efectivamente, la citada familia es oriunda de Ixtlán. Durante muchos años ocuparon una finca que se ubica en la esquina de las calles Morelos y Victoria, en el populoso Barrio de Las Siete Esquinas.

“Una tragedia más allá de la imaginación ha golpeado a la familia Parra Meza. La noche del jueves 30 de noviembre, un incendio atravesó su casa. Ignacio Meza Machuca por desgracia no sobrevivió. Plácida y su nieta Jannely están luchando por sus vidas en cuidados intensivos”, fue lo que había posteado un paisano en relación a este lamentable suceso. Después se supo también del fallecimiento de la señora y su consanguínea.

“La familia –señala- necesita nuestra ayuda para cubrir estos inesperados gastos funerarios y médicos. Nos necesitan ahora más que nunca. Cualquier cantidad le ayudará”.

Extraoficialmente se supo que la familia desea traer sus restos acá a Ixtlán; e igualmente se supo que los lubes de Ixtlán en Los Ángeles y de Las Vegas están ofreciendo su apoyo para que sus cuerpos sean trasladados pues a esta ciudad. DESCANSEN EN PAZ.