Periodico Express de Nayarit
Inicio

CON PRECAUCIÓN : Reconocer aunque duela

Sergio Mejía Cano.

2012 / 04 / 17

Cuando alguien dice que la selección mexicana de fútbol no ganará o que mínimo empatará, es tildado de ser un mal mexicano por no defender a “su” selección; sin embargo, quien hace estos señalamientos no es que sea un traidor a la patria ni mucho menos, sino que únicamente está reconociendo que dicha selección anda mal y reconocer algo tan evidente no puede ser considerado como una traición, al contrario, habría que ver que ha hecho un análisis concienzudo y a fondo y que por lo  mismo sabe lo que tiene y con lo que cuenta.

Un caso parecido es lo que ha hecho el ex presidente Vicente Fox Quesada al reconocer de facto la derrota de la candidata de su partido político, el PAN, a la Presidencia de la República, cosa que no nada más intuye el gran Fox, sino buena parte del electorado, inclusive hasta otros panistas como don Vicente que ven claramente que doña Josefina Vázquez Mota nomás no prende, que no tiene nada de carisma y que hasta su propia voz no le ayuda en nada, y menos ahora con su golpe de timón que la ha hecho ver más belicista echando brava al crimen organizado, actitud que de entrada ya prendió los focos rojos de la mayoría de la población, pues indica que en el hipotético caso que lograra ganar la Presidencia continuaría la ola de violencia desatada por el señor Felipe Calderón Hinojosa.

Pero ¿qué otros panistas serían capaces de reconocer su anticipada derrota tal y como lo hace Fox Quesada? Al contrario, aunque muchos panistas ven y prevén con temor su inminente derrota electoral en los próximos comicios del 1 de julio, de todos modos se desviven en elogios hacia su candidata, sin atreverse a reconocer abiertamente que no anda muy bien que digamos la campaña de doña Josefina, mucho menos decírselo en su cara o mínimo a su equipo de asesores que ha estado dando muestras claras o de estar compuesto por puros novatos o que están trabajando para que paulatinamente vaya perdiendo más votos cada día en vez de ganarlos. A las claras se ve el flaco favor que le hace su equipo de campaña al hacerla aparecer acompañada del alcalde de Monterrey, Nuevo León, Fernando Larrazábal Bretón, quien ha sido muy cuestionado por las acciones de un hermano incómodo que, supuestamente, repartiendo y vendiendo quesos de Oaxaca en los ilegales casinos de juego y apuestas en dicho municipio, ha logrado que se los paguen a precios exorbitantes. Obvio que el involucrado es el hermano del Alcalde, pero dicho edil debió estar enterado de los pasos de su hermano y por lo mismo y al no hacer nada al respecto hasta que estalló el cuete se quedó calladito, hecho que lo involucra de todas maneras.

Sin embargo, no nada más en Monterrey y otras partes del norte de la República le han estado mermando la fuerza a la campaña proselitista a doña Josefina, sino también aquí en Nayarit, en donde la dirigencia estatal panista ha hecho un revoltijo de lodo al PAN estatal, ensuciándolo a más no poder haciendo que buenos cuadros de dicho partido tuvieran que renunciar a sus posibles candidaturas tanto al Senado como a la Cámara baja, para abriles el camino a miembros de su propio equipo sin importarles los votos que con esta medida pusieron ya en otros partidos, cosa que al parecer les tiene sin cuidado tanto a don Ramón Cambero Pérez, Rafael “Lobo” Valenzuela Armas y don Ángel Castro Mata, principales liquidadores del PAN en Nayarit, quienes probablemente acatando órdenes superiores lo único que les interesa es dejar bien posicionada a la señora Martha Elena García de Echevarría, quien gane o pierda tiene asegurada su curul en el Senado de la República, pues se dice en los medios que si no es por el voto directo, aun así se hará de la Senaduría por la vía plurinominal, así que para qué echarle ganas al asunto por parte de doña Martha Elena, si de todos modos de cualquier forma llegará al Senado, por lo que si le baja a la intensidad a su campaña dejando colgados de la brocha a los demás dizque panistas no importa en lo absoluto, ella ya tiene lo suyo y ahí se ven.

De todos modos hay que reconocer el gran optimismo que muestran dichos liquidadores del PAN nayarita cuando afirman que ganarán de calle las próximas elecciones federales. Está bien ser optimista, y hasta es muy saludable, pero todo en exceso hace daño por más saludable que sea; y más si se peca de optimismo. Pero bueno, a lo mejor están dando a entender que de alguna manera ellos ya ganaron algo, lo que sea, con tan sólo acatar instrucciones precisas.