Periodico Express de Nayarit
Inicio

Trabajan en reforestación de El Palapar en Tuxpan

2012 / 02 / 24

Tuxpan, Nayarit, 23 de febrero de 2012 (Madaí Martínez).- En las instalaciones del Comisariado Ejidal de Tuxpan se dieron cita algunos de los integrantes de las 17 dependencias que conforman el Comité Técnico creado con la intención de atender los temas ecológicos en la región, particularmente lo concerniente al Palapar, comité que incluye al Ayuntamiento y el Ejido de Tuxpan.

Como anfitriones estuvieron el Lic. Remigio Villela Carrillo, Director de Ecología y Protección Ambiental del H. XXXIX Ayuntamiento de Tuxpan, quien asistió en representación del presidente municipal Isaías Hernández Sánchez, así como también Félix Valdivia Martínez, presidente del Comisariado Ejidal de Tuxpan; Amairani Guadalupe Pérez Ruiz, Reina del Ejido de Tuxpan 2011-2012, y Juan Manuel del Villar Gutiérrez, presidente del Comité Estudiantil de la Unidad Académica - Preparatoria No. 5 de Tuxpan. Además, se dio cita en el lugar un contingente de niños de la Escuela Primaria “Juana de Asbaje”, acompañados por su directora la Profa. Margarita Villegas Torres, quienes se presentaron provistos de carteles que tenían escrito frases y mensajes alusivos a la importancia del cuidado y protección del medio ambiente.

Al frente de toda la comitiva se encontraban Julio Ponce, Javier de Dios Verdín, Uriel García Torres, Antonio Rubio Yáñez, Elías López Alanís y Juan Bustos Torres, Vigilantes Ambientales del Ejido de Tuxpan, quienes guiaron al grupo en el recorrido, pasando por las comunidades Papalota, Anonos, Cañada del Naranjo, Tecuán, Pueblo Viejo, Calabozo y Ladrillera, hasta llegar a dos áreas en específico: una en proceso de reforestación y la otra en riesgo de ser deforestada y que incluso ha estado siendo apropiada por algunos ganaderos.

Arribando a dichas áreas, los delegados comenzaron a entablar diálogos entre sí, en los que intercambiaron sus impresiones acerca del estado del Palapar, de sus necesidades y de qué prioridad tenía cada una de éstas, llegando a la conclusión de que los tres rubros en que se debían invertir los recursos eran sin duda los caminos de acceso (que se encuentran en muy mal estado y que sobre todo en época de lluvias, el fango no permite el acceso al bosque), la reforestación (pues existen áreas en específico que, aún cuando ya están protegidas de la acción del hombre, no están pobladas por ninguna clase de árboles) y la colocación de cercas en el Palapar (con el fin de delimitar las áreas protegidas e impedir que se apropien de sus territorios).

Se dijo que uno de los más grandes riesgos para el bosque de palmas son los ganaderos, que dejan que sus animales se vayan comiendo la vegetación del lugar, lo que no permite que se dé la reforestación. En cuanto a esto, los expertos comentaron que en realidad las condiciones del bosque no eran en nada favorables para la ganadería o la agricultura, pues la tierra en sí no era apta para estas prácticas, por lo que el uso de la tierra no puede utilizarse como excusa de quienes la han poseído. El problema, al parecer, es que en los últimos años se permitió que la gente se apropiara de los terrenos, pues antes sólo entraban y salían sin establecer nada en ellos.

Se hizo la comparación de que en 1980 el Palapar comprendía unas 2,800 hectáreas de bosque, mientras que en la actualidad son alrededor de 900 hectáreas. De éstas, cabe mencionar que 400 se han recuperado de forma natural, es decir, que la reforestación se ha dado por sí sola. También se dijo que hay 160 hectáreas más que el Ejido agregará a las ya recuperadas naturalmente, y que gracias a las gestiones realizadas se logró anexar más terreno al Polígono de la Zona Protegida del Palapar.

En cuanto a las medidas de protección, se acordó que la tala volverá a ser regulada sólo cuando haya nuevamente árboles crecidos, y que ahora que no los hay, el Palapar continuará en cuarentena. Emplear el diálogo será siempre una prioridad y la herramienta por excelencia para tratar los asuntos del bosque, pues debe cuidarse en todo momento la conformidad de las personas porque ellas también ven como su patrimonio esas tierras. El acto de inspección seguirá en pie por parte de los Vigilantes Ambientales, y se pensará en cómo implementar un proyecto en el sector educativo que incluya la visita a las escuelas y la puesta en marcha de un programa de concientización entre los niños y jóvenes.

Por último, cuando el bosque esté más rehabilitado, se realizarán actividades de ecoturismo para que la comunidad local y los visitantes al municipio puedan disfrutar de estos recursos naturales sin ejercer daño alguno en el entorno.

Sin duda, se debe trabajar preventivamente y no cuando el daño está hecho, pero también se debe buscar la corresponsabilidad de la sociedad, pues se trata de recursos que pertenecen a todos y que, por ende, todos los sectores de la sociedad deben preocuparse al respecto.

Aún cuando no pudo estar presente, el Alcalde de Tuxpan se mantuvo al pendiente del desarrollo de la visita. En el mensaje que envió a los delegados, dijo sentirse contento porque se le estuviera dando prioridad al bosque de palmas, pues se trata de cuidar uno de los recursos naturales más grandes con que contamos. Comentó, que sin duda las acciones emprendidas por estas dependencias se unen a las que el municipio ha venido realizando desde años atrás, pues Tuxpan se ha preocupado por conservar el Palapar y confía en que podrá ser rescatado en su totalidad con el apoyo de todos.