AMOR BONITO

LAPSUS
Sergio Rodríguez Bonilla

AMOR BONITO
Quiero entregar un amor bonito, libre de preocupaciones y con firmeza de decisiones; quiero sentir que todos los días mi pecho sea un almacén de sensaciones que me empujen a sacar lo mejor de mí, que me motiven a entregar todo en cada momento, con pasión e inteligencia, sin absorberte y dejarte ser tú.

Quiero entregarte un amor bonito, donde no tenga que ocultar lo que soy, donde se me acepte como soy, donde acepte como eres. Sin quitar, sin poner, solo aceptar y pulirnos para mejorar. Quiero darte un amor sincero, sin miedo a nada, en el que fallar no se vea como opción, donde nos entendamos, comprendamos y apoyemos; donde te des cuenta que eres mi amor eterno, que desde el día que te conocí la intensidad ha ido en aumento y no en descenso, donde todo esto es tuyo si es que tú lo deseas tomar.

No estás obligada a ser distinta de lo que eres, en este amor estás como prioridad, así como siempre lo has estado. Quiero sentir un amor bonito, donde existan diferencias y que éstas se respeten, donde se note que aunque decidamos estar juntos, seguimos siendo seres individuales que han decidido unirse y que no estamos obligados a ser como el otro.

Quiero amanecer todos los días sintiendo que nada estuvo mal, que nada hace daño, que las preocupaciones se fueron y que ahora el objetivo sea crecer. Quiero darte un amor sincero, donde el corazón no tiene reparaciones y nadie paga platos rotos de nada, quiero que sientas que siempre has pertenecido aquí, que tengas esa seguridad de nunca te haría daño, así como nunca lo hice. ¿Ya te he dicho que eres todo para mí? Quiero decirte y demostrarte todo lo que quedó pendiente, aunque a veces sienta que el tiempo es poco, que jamás es suficiente para actualizarnos.

Deseo darte un amor honesto, donde todos los planes se materializan, que no queden en palabras y que no mueran conforme las horas. Hay cosas del pasado que no interesan saber más que el momento desde que estamos juntos. No hay nada que no haría por ti.

Quiero que te des cuenta que nuestras diferencias nos complementan, que intentes ver que van de la mano y que nuestras similitudes nos fortalecen; es tan maravilloso estar a tu lado. Quiero darte un amor bonito, donde no tengas que defenderte de nada, que sepas que no hay dobles intenciones, que la única, es que disfrutes este y todos los momentos.

Todo momento es intenso cada vez que estás tú. En cada beso, en cada mirada, en cada abrazo… ¿te das cuenta de lo bello que es vivir cuando tu existencia se encuentra junto a mí? Nadie te mira como lo hago yo, nadie te siente como te siento yo, nadie te ha entregado lo que te he entregado yo. Quiero sentir este amor bonito, donde en el momento que apareces todo lo demás se desvanece, donde se aprecia el tono de tu voz, donde tus brazos apagan el frío. Ahora lo entiendo, amar es dar, construir y si tú decides corresponder, no habrá amor más bonito que éste, donde no hay nada de que asustarse ni preocuparse.

Quiero compartirte este amor intenso, que arde por dentro, que te extraña cuando no estás, que todos los días te ve como lo máximo que pudo llegar a mi vida, que te ve como el ser más extraordinario de este mundo. No hay nadie que pueda verte como yo te veo y que este amor bonito no te cele, no te prohíba nada, no quiera cambiar lo que eres, no te subestime, no te condicione, donde a todo te diga que sí; como dice la canción, yo puedo hacerte feliz y cumplirte todos tus sueños.

Quiero darte lo que nunca has pedido y nunca reprochar si no fue “valorado”, porque el amor es dar sin esperar nada a cambio, el amor es entregar, no aprisionar. El amor es verte feliz, verte reír, verte crecer y todos los días esperar que te vaya bien y aunque no te vaya bien diario, el amor es escuchar todos los días.

Quiero darte un amor duradero, donde construyamos el futuro juntos, donde ambos nos apoyemos y vayamos en la misma sintonía y aunque se cometan errores, exista la disposición de enmendarlos y no verlos como algo catastrófico o insolucionables, que se vea que se puede aprender de los mismos y que son escalones que nos transforman en mejores personas. Todos los días me levanto con la encomienda de ser un hombre íntegro, intachable, donde se me encuentren más elementos de una persona que ha salido adelante, que elementos de una persona detestable y todo esto es tanto para mi esencia y claro, para entregarte esto, este amor bonito… Iris.

Sígueme en Facebook como:
Sergio Rodríguez Bonilla: Psicoanálisis