AL TRASTE CON LA FE

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

AL TRASTE CON LA FE
Su servilleta, mis fervientes lectores, se pensó bastante antes de decidir abordar los temas de las religiones y la fe, sabedor de que ambos han sido metidos de lleno al fanatismo.

El riesgo, no tengo duda, es ser crucificado en la pesada base de las críticas, porque para los fanáticos lo único que vale es su verdad.

Pero como uno es carajillo pues no pude aguantarme y, ya entrado en gastos, quiero decir que ya ni la friegan quienes han tomado las religiones para la comisión de abusos que a sus ojos no son otra cosa más que pecados.

Pero lo peor que con sus diabluras den al traste con la fe, sí, esa fe en la que se han gastado tiempo, esperanzas y vidas. Lo suyo es maldad, es ingratitud, porque no sólo destruyen lo que para algunos son los únicos motivos para seguir viviendo, sino que de paso se enriquecen y se sienten tan poderosos como los dioses a los que invitan a adorar. ¡Ya basta de perversión, maldades y fanatismo!

QUE HAY DIÁLOGO
Se ha informado que se instaló mesa de diálogo para analizar el contenido de la recién aprobada Ley Burocrática Laboral, esto, gracias a la buena disposición por parte de los poderes Ejecutivo y Legislativo para escuchar a la representación de los trabajadores del gobierno.

Si es bueno o malo los resultados lo dirán, pero siempre quedará la duda del por qué no lo platicaron antes, por un lado y por otro, si es conveniente ceder ante los líderes sindicales que seguramente harán lo posible no para que los trabajadores salgan ganando, sino para conservar sus cotos de poder.

Limpiar las finanzas de las áreas gubernamentales sigue como asignatura pendiente y, ni uno ni otro debe perder de vista que para lograrlo el piso tiene que estar parejo.

COMISIÓN DE LA VERDAD
Que haya una Comisión de la Verdad es bueno, pero más bueno será que la verdad salga a flote sin tener que pagar una comisión.

Bueno, eso es lo que su servilleta cree, mis verdaderos lectores, pues de lo contrario, lo que saldría a flote es la perversidad, hasta convertirse en fanatismo. Secreto a voces: Dicen que una mentira repetida mil veces, sigue siendo una mentira.