A SUS 50 AÑOS

CLAVE SECRETA
Ramón Vargas

A SUS 50 AÑOS
A medio siglo de su existencia, la Universidad Autónoma de Nayarit tiene ya un buen número de achaques, como resultado de los excesos por parte de aquellos que han mal interpretado su autonomía.

El rector Ignacio Peña González acaba de decir que la UAN sangra, porque las 3 plazas por cada jubilado que han entregado, le abrió un profundo boquete a sus finanzas.

Lo peor de todo es que en el interior de la máxima casa de estudios de nuestro estado sus autoridades padecen de miopía, pues no han podido ver las turbias operaciones que se realizan para la notoria infestación de aviadores.

Por si fuera poco, la sordera también se hace presente, pues los culpables de todo lo que a la UAN le pasa todavía tienen el descaro de declararse sus defensores.

De seguir así las cosas, habrá más enfermos aparte de la UAN, unos por padecer ambiciones desmedidas, y otros, por la carga tan pesada que llevan al dejarla sin dinero.

ES UN COCHINERO
El titular de la Dirección General de Tránsito y Transportes del Estado, Luis Alonso Tahuahua González, acaba de decir ante los reporteros que el servicio del transporte público está convertido en un cochinero.

En su declaración, el funcionario informó que en la nueva ruta de combis denominada Cantera – Hospitales los que más tienen compran horarios, para provocar un desorden que ya trae todos biliosos a los de otras rutas.

También dio a conocer que la ruta de camiones a la que se le conoce como R-24, no les sirve a los usuarios porque con las 6 unidades que tiene, no alcanza a responder a la demanda que tiene.

Al principio esta ruta tenía 24 camiones y ahora solo 6, entre uno y otro tardan hasta 45 minutos, pero los permisionarios no tienen siquiera el valor para salir y decir que les es imposible seguir cubriendo la ruta.

Lo más grave está en los taxis porque no hay regulación en sus tarifas, y por lo tanto cobran lo que a cada chofer se le pega la gana.

Ante esta situación el mismo Tahuahua pide a los usuarios que denuncien en las oficinas de Tránsito cuando sean víctimas de abuso por parte de los taxistas, pero con la aclaración que la denuncia tiene que ir acompañada del número del vehículo y con la información de sus placas.

De no ser así cualquier denuncia puede quedar como chisme, sobre todo si se hace a través de las redes sociales, añadió Luis Alonso, quien por cierto se la pasa compartiendo información de su trabajo a través de estas mismas redes.

Secreto a voces: Dicen que a la problemática del servicio público del transporte, pronto se les sumarán las unidades de lo que se ha dado en llamar transporte escolar, el cual al parecer estará administrado por la Federación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Nayarit.